eluniverso

Fraude masivo

Se trata de una trama corrupta con raíces profundas que operó “durante al menos dos generaciones”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Universo). Siete ejecutivos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) fueron detenidos por supuestas irregularidades en la designación de sedes mundiales, derechos de televisión y marketing. La acción legal iniciada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos es por sospecha de fraude masivo, blanqueo de dinero y organización mafiosa en contra de nueve directivos de la FIFA y cinco empresarios que estarían implicados en una trama de corrupción.

Según la fiscal, se trata de una trama corrupta con raíces profundas que operó “durante al menos dos generaciones”. Añadió que la investigación se hizo durante doce años y que las detenciones y cargos anunciados no deben entenderse como el punto final.

A pesar de que la investigación se había iniciado hace más de una década, en noviembre del 2014 la FIFA presentó una demanda contra desconocidos ante la Fiscalía suiza, “por sospechas de irregularidades cometidas durante la atribución de las copas del mundo de 2018 y 2022”.

Todo esto ocurre inmediatamente antes de que se inaugure el 65º Congreso de la FIFA, que elegirá al presidente para el próximo periodo. Uno de los candidatos es el actual presidente, Joseph Blatter, que desempeña esa función desde hace 17 años y no sería extraño que la larga permanencia, como en otros casos, haya debilitado los controles y permitido la creación de grupos más preocupados por sus propios intereses que por los de la institución.

Categoría: Opinión