Fue violada más de 43.000 veces y sobrevivió para contarlo

Karla se ha convertido en una importante activista contra la trata de personas. Ha contado su historia al papa Francisco y al Congreso de Estados Unidos.

Fue violada más de 43.000 veces y sobrevivió para contarloKarla Jacinto fue víctima de la trata de personas y ahora se convirtió en una activista. Crédito: CNN
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Karla Jacinto es una de las miles de víctimas del tráfico de personas, una industria creciente en algunos estados mexicanos. En los cuatro años que duró su cautiverio, la joven fue extorsionada y obligada a ejercer la prostitución, e incluso tuvo una hija de su proxeneta.

Con solo 12 años, Karla fue seducida por un hombre 10 años mayor, quien le ofreció un futuro mejor, lejos de una familia disfuncional en la que sufría abusos desde los cinco años. En los primeros tres meses la relación era normal. “Vas a ser mi princesa”, le decía. Pero, según contó la joven, hoy de 23 años, de pronto todo cambió y comenzó su larga pesadilla.

Karla dice que su novio solía dejarla durante una semana en su apartamento. Sus primos solían llegar con nuevas chicas todas las semanas. Cuando ella finalmente tomó valor para preguntarle en qué tipo de negocio estaba, él le dijo la verdad. “Ellos son proxenetas”, le dijo, señala una nota de CNN.

“Unos días después me empezó a decir todo lo que tenía que hacer; las posiciones, qué tanto necesitaba cambiar, las cosas que tenía que hacer con los clientes y por cuánto tiempo, cómo tenía que tratarlos y cómo tenía que hablarles para que me dieran más dinero”, dijo Karla.

Según sus propios cálculos, fue violada 43.200 veces después de caer en las manos de traficantes de personas. Ella dice que le tocaban hasta 30 hombres por día, los siete días de la semana, durante gran parte de cuatro años.

Las vejaciones que sufrió Karla, al igual que muchas chicas oriundas de la ciudad de Tenancingo y sus alrededores, en la zona central de México, no fueron solo las violaciones, sino que también fue extorsionada por la Policía, que filmó a todas las chicas retenidas en un hotel, golpes y quemaduras de parte de su captor, quien cuando solo tenía 15 años la dejó embarazada de una niña. Al mes de nacer, la pequeña fue apartada de su madre, que recién volvió a verla cuando tenía más de un año.

Karla cuenta cómo la atacó su traficante luego de que un hombre le dejara un chupetón. “Él empezó a golpearme con una cadena en todo mi cuerpo. Me golpeó con sus puños, me pateó, me jaló el cabello, me escupió en la cara, y ese día también me quemó con una plancha. Yo le dije que quería irme y él me estaba acusando de enamorarme de un cliente. Él me dijo que me gustaba ser una zorra”.

Finalmente, luego de una pesadilla de cuatro años, Karla Jacinto fue rescatada en 2006, durante una operación antitrata en Ciudad de México. “Algunos hombres solían reírse de mí porque yo lloraba. Tenía que cerrar mis ojos para no ver qué me estaban haciendo, así no sentiría nada”.

Ahora, con 23 años, se ha convertido en una importante activista contra la trata de personas. Ha contado su historia al papa Francisco al Congreso de Estados Unidos. Pero pidió que no solo se la escuche, sino que también se tomen medidas contra el tráfico humano, porque la trata y la prostitución forzada son un problema en crecimiento en el mundo.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.
Categoría: América Latina | Claves: México