Gabriela Ramírez: “Si el chavismo abandona sus raíces” podría “hasta liquidarse”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) La exdefensora del pueblo, Gabriela Ramírez, dio detalles de su decisión de criticar públicamente el llamado a Constituyente realizado por el presidente Nicolás Maduro. Durante una entrevista con el diario Versión Final Ramírez aseguró que continúa firme en sus raíces chavistas y cree que el oficialismo debería regresar a ellas y buscar el apoyo popular a través de la consulta como lo hacía Chávez.

Asimismo, aseguró que luego de su paso por la Defensoría del Pueblo su consciencia está tranquila. A continuación la entrevista completa publicada:


¿Por qué decide criticar la decisión de Maduro en este momento?

Cuando el Presidente llama a la (Asamblea Nacional Constituyente) me alegré muchísimo. Me dije a mí misma ‘¡qué bueno!’, y hasta pensé que era muy interesante darle ese voto al pueblo, e ir a buscar los votos como se hacía en campañas pasadas, durante el mandato de Chávez, y, cuando el panorama electoral no parecía favorecer al partido, nosotros nos volcábamos en la calle y volteábamos esos números. En principio, criticaba la acción de la oposición de negarse rotundamente a una consulta popular, pero cuando se publican las bases comiciales me di cuenta que no es en los términos electorales a los que estamos acostumbrados los venezolanos, y mucho menos un proceso tan sensible como es la sustitución de la Constitución. Ahora, si tú no le preguntas al pueblo si quiere ir a un proceso constituyente no estás eligiendo constituyentistas, estás eligiendo militantes de un partido que están apoyando una opción de consulta de la Constitución, pero eso no es, en nuestros términos constitucionales, una constituyente.

¿Por qué se convoca a una ANC de esta forma?

Pienso que hay una gran dosis de pragmatismo en esta decisión, y no se está pasando a considerar factores más amplios. Las cuerdas sociales están tensadas en este momento. Es posible que la calle se calme, pero cualquier evento podría crispar la calle otra vez, y ya tenemos 60 días de protesta. Pero la consulta popular colocaba otra vez las cartas sobre la mesa y la sociedad podría calmar la tensión. Contener esta presión podría agravar la situación social.

Entonces, ¿no apoya que la ANC sea por elección sectorial?

No la apoyo porque una de las grandes conquistas en Derechos Humanos después de la Revolución Francesa es el principio una persona, un voto. Cuando sectorizo dejó por fuera a una cantidad de personas, y esto termina siendo discriminatorio, que es otro tema de Derechos Humanos importante. La única garantía de que todos nos expresemos por igual es el principio del voto a una persona, y ese principio está vulnerado en esas bases comiciales. Sectorizar los votos no son la mejor manera de expresar la voluntad mayoritaria de un pueblo.

¿Ha recibido apoyo o críticas por parte de allegados o chavistas?

He recibido mucho apoyo, no a mi nueva posición, pero sí por la persona de Gabriela Ramírez que ellos conocieron durante todos mis años de servicio, y eso ha sido muy gratificante para mí, porque, incluso, personas de autoridad saben que no estoy en una posición de poder o fuerza, sino más bien me convierto en una voz solitaria. He recibido más críticas de la oposición que dice que estoy tratando de salvar porque ya el chavismo va a desaparecer, pero no creo que desaparezca, más si debe volver a beber de sus raíces, pero si el chavismo abandona sus raíces allí si podría hasta liquidarse.

¿Cree que Maduro esté tomando en cuenta las críticas o consideraciones de la convocatoria a la ANC?

Tengo todavía la esperanza, porque el Presidente anunció una consulta posterior, pero debe fortalecerse, está bien que haya escuchado algunas voces, pero y si después que se haga la Asamblea Nacional Constituyente dice que no habrá consulta posterior, o si la ANC se instala y luego la gente la rechaza, ¿qué hago?, ¿vuelvo a poner a toda la gente en el cargo? Es muy complejo y hay que afinarlo aún más, pero pienso que ya se están escuchando las opiniones. Si se mantiene la lógica de ahorita vamos, se imposibilitaría aún más la conciliación. Si el objetivo es la paz, este no es el camino; el camino es transparentar el mecanismo, porque una asamblea plenipotenciaria una vez instalada es una promesa que el mismo Presidente no va a poder cumplir, porque esa asamblea podrá decidir lo que ella quiera.

¿Esa garantía de participación popular no la estaría vulnerando el propio ente electoral al admitir la convocatoria?

Sí. Pero digo que todavía hay tiempo, y me voy a poner a explicarle al pueblo las vías y los mandatos de la Constitución para que haya mayor claridad del reclamo, porque tenemos unos convocantes a manifestaciones que en el transcurso de los días se pierde el sentido de las movilizaciones, entonces es algo muy importante. Ningún poder constituido puede estar por encima del poder constituyente, y si tú convocas a una ANC con el poder constituido le estás cambiando la ley, y le estás dando el carácter constituyentista a una persona que no lo es. Nosotros a partir de esa instalación entramos en la voluntad supraconstitucional de 500 personas, que, aunque a muchos los conozco y respeto, no es la mejor forma. Las leyes se inventaron y la lógica de la legalidad es ponerle un freno al poder, y la Constitución es un freno al poder, nosotros vamos a levantar una constitución, por consiguiente estamos dejando sin freno al poder. La herramienta del freno del poder la vamos a levantar, y de ahí para adelante podremos tener decisiones diarias de cualquier naturaleza y conforme se vaya moviendo el país. Además, desdibujar las reglas del juego podría profundizar la violencia, por ello hay que ser muy pedagógicos con los riesgos de la constituyente, y dejar en claro cuál es el rol de la ciudadanía. Las misiones están en la Constitución: el derecho a la salud, a la alimentación, a la vivienda. Esos son derechos fundamentales, pero, además, la Constitución ya posee las garantías para que esos derechos se cumplan. Creo que todo el mundo tiene muy claro que la forma de beber de esa sabiduría constitucional, que sé que reposa en el pueblo, es justamente hacer la consulta previa, si no se hace esa consulta, no tendrá carácter constituyente. El pueblo es el único que tiene el poder para que haya un proceso constituyente con todo el debate que dio Chávez en el año 1999.

¿El referendo revocatorio en 2016 podría haber evitado esta conmoción social?

Sí, eso es lo que he señalado. Cuando decido tomar mi decisión en una carta que la hice muy personal -y metafórica- es un ejercicio propio de conciencia. En el año 2002 me sumé a la fuerza chavista porque vi que habían marchas tras marchas, pero si ya el pueblo se había puesto de acuerdo en algo, y se aprobó la Constitución, sentí que no podía seguir allí. Ahora, justamente a penas a dos años de mi jubilación, me vuelve a ocurrir exactamente lo mismo, que la en la calle se exige un espacio de expresión, pero se le está negando.

¿Cómo evalúa el papel de las fuerzas de orden respecto a las denuncias que ha hecho el sector opositor?

Nosotros hemos visto, porque han sido documentados los hechos a través de cámaras y los medios, que han habido excesos de las Fuerzas Armadas en ocasiones, también hemos visto excesos civiles, hemos visto denuncias de robos y agresiones a periodistas por parte de la Guardia Nacional; todas estas expresiones son delictuales, y deben ser investigadas y castigadas. En el caso de la GNB hay un añadido, porque el guardia, tenga la edad que tenga, está personificando al Estado, por ello hay que hacer un esfuerzo importante en que los guardias tengan una formación adecuada para hacer custodia de esas manifestaciones. También, aclaro, que las campañas que circulan por las redes las debemos rechazar todos porque los funcionarios que componen a la GNB son gente humilde que recibe una orden y deben cumplirla, entonces la parte humana de ese muchacho que está allí también hay que verla, y así las personas que están protestando puedan ser mucho más cardinal en los reclamos de las luchas de las personas que están en la calle.

¿Hay una diferencia entre la actuación de los cuerpos de seguridad ahorita y 2014?

En 2014 dijeron en forma masiva que yo había justificado la tortura, y dije que la tortura es para obtener la confesión de una persona, lo dice el artículo 1 de la Ley contra la Tortura. Se generó una campaña tan fuerte contra la institución que la gente perdió la confianza. Y nosotros dejamos de captar muchas denuncias porque yo era la “defensora de la tortura”, de acuerdo a la opinión pública. Por eso, he criticado a mi sucesor en días recientes, porque la gestión nueva debía impulsar las denuncias recabadas en 2014, mantener los informes con las recomendaciones que hicimos en ese momento, que estoy segura que si se hubiera mantenido, las circunstancias ahorita sería muy diferentes. Me fui con mi conciencia tranquila porque logramos muchas libertades, a pesar de que no vimos esa declaración para denunciar los abusos o las represiones, pero sí quedaron plasmadas en un informe presentado.

¿Qué le dice a los venezolanos que opinan que su posición de ahora es para limpiar su reputación?

Mis principios están intactos, mi pensamiento acerca de esa consigna que nosotros tuvimos que decía “con Chávez manda el pueblo” ha sido tan férrea que por esas circunstancias no pude seguir adelante a tan solo un tiempo tan corto de mi jubilación, que me la merezco porque le he servido a mi país durante 23 años, no es que me la están obsequiando por haber sido chavista, he trabajado en la administración pública desde hace mucho tiempo atrás.




Categoría: Venezuela