Gloria Álvarez: Venezuela “es un campo de concentración”

Los autores explican que en el foro de Sao Paulo se estableció la agenda del socialismo del siglo XXI, tomando como ejemplo la Unión Soviética y la China de Mao Zedong

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El libro ‘El engaño populista’ publicado por Editorial Planeta y escrito por la guatemalteca Gloria Álvarez y el chileno Axel Kaiser, muestra lo que sus autores consideran un “fenómeno político que está destinado al fracaso”.

En una entrevista a los escritores publicada por el diario El Espectador, explican que el populismo “es un mecanismo de manipulación sicológica que se utiliza por los líderes políticos para empezar a dar promesas de cuestiones que son imposibles o irreales por el simple hecho de que el Estado y el gobierno por sí mismos no son ni generadores ni creadores de una riqueza productiva”.

Los autores explican que en el foro de Sao Paulo se estableció la agenda del socialismo del siglo XXI, tomando como ejemplo la Unión Soviética y la China de Mao Zedong.

En “El engaño populista, se explica que el populismo acaba con las instituciones republicanas, el equilibro de poder, estado de derecho y la igualdad ante la ley, ya que “en el momento en que un gobierno empieza a violar los derechos de un individuo ya deja de ser legítimo y es lo que está pasando”, explicaron.

Gloria Álvarez y Axel Kaiser hacen un análisis del papel del Papa Francisco, diciendo que cuando viaja a países como Ecuador, Cuba y Bolivia, “les lava la cara a sus presidentes, porque una visita papal es como decir: estoy de acuerdo y te perdono por tus pecados y por todo lo que aquí se está cometiendo”. 

Según los autores, Venezuela es el país más critico en este tema. Comparan la nación con las repúblicas soviéticas colapsadas, economía y productividad en crisis, sin medios de comunicación independientes, sin servicios básicos, alimentos o productos de higiene personal.

Respecto a Colombia, opinan que con la firma de los acuerdos de paz de La Habana no se garantiza la paz, porque hay otros grupos guerrilleros además de las Farc que no están en el tratado.