Gobierno saliente de EEUU advierte contra confrontación con Cuba y Venezuela

"Lo que más nos preocupa es Venezuela, el colapso económico que se viene desarrollando y la necesidad de un diálogo y avances" entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y el Parlamento opositor, dijo Rhodes

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, Estados Unidos. AFP).- El gobierno saliente de Estados Unidos advirtió este martes al presidente electo Donald Trump contra revertir el acercamiento hacia Cuba y asumir una postura confrontacional con la isla y su aliada Venezuela, afirmando que ello solo daría fuerzas al sentimiento antiestadounidense.

Ben Rhodes, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, dijo que el desmantelamiento de la política del presidente Barack Obama hacia La Habana solo serviría “para empoderar al ala dura en Cuba que quiere perpetuar” un modelo criticado por la falta de elecciones libres y represión a la disidencia.

Según Rhodes, “es el peor momento posible para tomar pasos que den a los radicales en Cuba el argumento de que no vale la pena abrirse hacia Estados Unidos o reformar la economía”.

La muerte el 25 de noviembre del líder Fidel Castro –quien era contrario al acercamiento con Washington– y el anuncio de su hermano Raúl de que dejará el poder en 2018 abren en el mediano plazo una nueva era: una nueva generación tomará las riendas de la isla por primera vez en medio siglo.

“Pero levantar el puente, y buscar exprimir y aislar al gobierno (cubano), y darles lecciones a distancia sobre la necesidad de los derechos humanos no ha funcionado”, señaló Rhodes durante una teleconferencia con periodistas.

El arribo el 20 de enero de Trump a la Casa Blanca genera inquietud sobre el futuro de las relaciones entre Washington y La Habana.

Su decisión este martes de nombrar a Rex Tillerson, un empresario petrolero de lazos con Rusia para liderar la diplomacia, no da señales específicas de la dirección que tomará hacia Cuba.

Pero Trump amenazó con romper relaciones y revertir el acercamiento, si la isla no se aviene a un acuerdo más beneficioso para Estados Unidos.

Al respecto, Cuba reafirmó su voluntad de avanzar en las relaciones, pero “sin tener que hacer ningún tipo de concesión ni dejación a los principios en los cuales Cuba cree firmemente”, dijo la alta diplomática Josefina Vidal.

Tras anunciar hace dos años un acercamiento que rompió con 50 años de animosidad, Cuba y Estados restablecieron relaciones diplomáticas.

Regresaron a la isla los cruceros y los vuelos comerciales provenientes de Estados Unidos, la cadena Sheraton abrió su primer hotel y aun está vivo el recuerdo de la visita de Obama a La Habana en marzo.

Pero Trump, que llamó a Fidel un “dictador brutal” el día siguiente a su muerte, podría desandar el camino de Obama.

VENEZUELA, LA MAYOR PREOCUPACIÓN

El republicano podría borrar de un plumazo los decretos de Obama, aunque previsiblemente se enfrentaría con la inercia de los cambios y la presión de los empresarios y los líderes de su partido, deseosos de una apertura económica en Cuba.

“Iría en la vía contraria a los objetivos de ayudar a los cubanos y seria impopular”, señaló Rhodes, arquitecto de las negociaciones con La Habana.

El funcionario destacó la política hacia Cuba como el mayor hito de los ocho años de gobierno de Obama en América Latina, y causante junto al apoyo al proceso de paz en Colombia y el relanzamiento de lazos comerciales con Argentina, de una imagen positiva de Washington entre los gobiernos y habitantes de la región.

“Hemos establecido un nuevo clima y un nuevo ambiente en la región que ya ha mostrado resultados”, apuntó.

Pero una preocupación se mantiene: Venezuela, sumida en una grave crisis económica agravada por los bajos precios del petróleo, que en las últimas semanas ha sufrido la falta de efectivo por una inflación prevista en 475,8% para 2016 por el FMI.

“Lo que más nos preocupa es Venezuela, el colapso económico que se viene desarrollando y la necesidad de un diálogo y avances” entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y el Parlamento opositor, dijo Rhodes.

Y al igual que con Cuba, el próximo gobierno estadounidense “estará mejor posicionado para jugar un rol constructivo si no se revierte al estilo confrontacional” con Caracas, dijo.

En un escenario de disputa Maduro y su antecesor Hugo Chávez “prosperan”, añadió




Categoría: América Latina Venezuela | Claves: Cuba Donald Trump