Gobierno prevé facilitar la producción local para paliar escasez

En el país se necesita "una política de precios que coloque los productos a unos valores justos para la población".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, EFE) – El nuevo ministro de Industria y Comercio de Venezuela, Miguel Pérez Abad, anunció hoy que el Gobierno prevé brindar “facilidades” a los productores locales, para reducir la dependencia de las importaciones y paliar la escasez de productos de consumo básico que afectan a la población.

Queremos que los tiempos se acorten, eliminar cualquier cosa que retrase la producción y los obstáculos que tengan los industriales, dar las facilidades para quienes quieran emprender actividades productivas”, señaló Abad en una entrevista concedida al canal estatal VTV.

El titular de la cartera de Comercio, que asumió el cargo la semana pasada, dijo que uno de los temas que se plantea abordar el Gobierno venezolano es el de las “colas”, que hacen los venezolanos durante horas frente a los comercios para adquirir un producto.

El tema de las colas es un tema que tienen que abordar todos los ministerios, necesitamos allí no solamente una mayor oferta de productos hechos en Venezuela, es fundamental que podamos desarrollar más capacidades en el país, más producción nacional”, expresó.

Venezuela, país con una fuerte dependencia de las importaciones, ha visto reducida la entrada de dólares a sus arcas, una caída generada sobre todo por el descenso de los precios del petróleo desde el año pasado.

El país suramericano ingresa 9 de cada 10 dólares por la venta de esta materia prima y la mengua en los precios del crudo ha generado que la entrega de dólares tanto a empresas como a privados haya sufrido recortes, con consecuencias en la reducción de la producción nacional y el incremento de la escasez.

A ello se le suma el contrabando interno y externo, que forma parte de lo que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, denomina la “guerra económica” que achaca a la empresa privada y a sus opositores en busca de intentar dar al traste con su gestión.

Abad añadió que en el país se necesita “una política de precios que coloque los productos a unos valores justos para la población”, que los “ayude a corregir la desviación en el contrabando de extracción y de la intermediación que se está generando” con los llamados “bachaqueros” (revendedores).

“Esa es la fórmula perfecta para que el país avance y mejore los niveles de abastecimiento y distribución“, agregó.

La mayoría de los empresarios coinciden en que la escasez en Venezuela se debe a que en la actualidad muchas industrias privadas funcionan a menos de su capacidad instalada por falta de materia prima, lo que a su vez se debe a la falta de divisas en el marco del control de cambio que opera desde 2003.

En Venezuela existe un control de cambio desde hace más de una década por el que el Gobierno se reserva la compraventa de divisas a un precio subvencionado de 6,3 bolívares para productos que considera de primera necesidad como el sector alimenticio y sanitario.

Además, comercializa dólares a otra tasa de 12 bolívares para otros sectores y una tercera tasa, también oficial, donde la compraventa es libre y en la que la moneda estadounidense se sitúa en casi 200 bolívares.

LA NOTA HA SIDO EDITADA PARA CUMPLIR CON LAS LEYES VENEZOLANAS