Gods of Egypt ¿La costosa fantasía destinada al fracaso?

Existen muchas probabilidades de convertirse en un fracaso en taquilla tras su estreno discreto que una inversión semejante suele producir.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Gods of Egypt Official Trailer / Crédito: Movieclips Trailers

(Los Angeles, EE UU. DPA) -. Películas como “Gods of Egypt” (“Dioses de Egipto”) son casos cada vez más raros en Hollywood: una producción de 140 millones de dólares con una llegada relativamente discreta a los cines, sin el ruido que una inversión semejante suele producir semanas antes de su estreno.

Se trata de una fantasía estadounidense ambientada en el antiguo Egipto y centrada en las figuras de los dioses que marcaron a gran parte de la sociedad de aquella época, una fábula de carácter histórico pero con mucha fantasía y tintes apocalípticos, que, pese a lo espectacular de su presentación a través del trailer, tiene muchas opciones de convertirse en un sonado fracaso en taquilla tras su estreno el 26 de febrero en Estados Unidos.

Tiene en contra la falta de estrellas rutilantes a la cabeza, con Gerard Butler (“300”) y Nikolaj Coster-Waldau (“Juego de tronos”) como portadores del peso de la cinta, y la época más bien fría para estrenos de este calibre, con muchos espectadores más pendientes de ver los filmes candidatos al Oscar -la gala de entrega es el 28 de febrero- que de consumir nueva oferta.

Por eso Summit Entertainment y Lionsgate confían en captar al espectador ávido de aventuras con una gran cantidad de fantasía y efectos especiales de última generación para dotar a ese mundo de dioses y guerreros de una épica modernista pese a estar ambientado en el antiguo Egipto.

Además de Butler y de Coster-Waldau, en el reparto están Brenton Thwaites, Chadwick Boseman, Elodie Yung, Courtney Eaton, Rufus Sewell y Geoffrey Rush, todo bajo la dirección de Alex Proyas, el responsable de títulos como “The Crow”, “I, Robot” y “Knowing”. Su obra está marcada por un tono más bien oscuro y el gusto por temas de corte apocalíptico.

Para Proyas, la cinta tiene valor sentimental por la temática, una trama ambientada en su país natal. Proyas nació en Alejandría y se trasladó con sus padres a Sydney con solo tres años, donde adquirió la nacionalidad australiana. Fue en su país adoptivo donde tuvo lugar un rodaje complejo debido a la magnitud y la dificultad técnica de la película.

La lluvia de millones que acompaña el proyecto provocó que hubiera una disputa por parte de distintos estados australianos para atraer el rodaje. Tanto Nueva Gales del Sur como Victoria compitieron por ella, y Summit se decantó por el primero. Las autoridades del estado calcularon que se generaron 400 puestos de trabajo y que hubo unos ingresos de 75 millones de dólares.

Ahora es cuestión de recuperar lo invertido para una cinta que, además de su aureola de superproducción, llega con la polémica de tener un reparto mayoritariamente de raza blanca. Las críticas han sido cuantiosas por ser una película sobre Egipto, lo que ya en sí daba para promocionar un poco más de diversidad. 

Proyas tuvo incluso que disculparse ante el aluvión de comentarios y refugiarse en la libertad creativa que han querido darle al filme, por encima de la cuestiones históricas y el hecho de que Egipto sea el trasfondo de la historia.

El único que parece salvarse de la quema es el afroamericano Chadwick Boseman, que interpreta al dios Tot. La polémica es similar a la que vivió un título de Ridley Scott el año pasado, “Exodus: Gods and Kings”.

Y el debate coincide con el que rodea los Oscar por el mismo tema y que incluso ha provocado una rebelión en la industria. Lionsgate ha prometido que tratará de mejorar en ese aspecto, con la esperanza de que su superproducción no resulte castigada por ello. Veremos la sentencia que dicta la taquilla.

Categoría: Mundo | Claves: Cine El Cotilleo Gods of Egypt