Granger exhorta a fomentar la educación para entender el lío fronterizo

El presidente de Guyana reiteró que la historia de la disputa fronteriza por la región de Esequibo con Venezuela, que se prolonga desde hace más de un siglo, debe ser enseñada "no para crear enemigos, sino para fomentar el amor a nuestro país".

Granger exhorta a fomentar la educación para entender el lío fronterizoCrédito: EFE
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(San Juan. EFE) – El presidente de Guyana, David Granger, pidió que se eduque a niños y estudiantes sobre la historia del país y la importancia de salvaguardar su integridad territorial ante amenazas recientes a la soberanía nacional por parte de los vecinos Venezuela y Surinam.

Según publicó hoy el periódico local Guyana Chronicle, Granger indicó que “es necesario” que haya mejoras en la enseñanza de la Historia y Geografía del país.

“Al hacerlo creo que habrá un mayor entendimiento de la necesidad de proteger nuestro territorio y resistir los intentos de otros países de ocuparnos”, dijo el mandatario.

El presidente de Guyana reiteró que la historia de la disputa fronteriza por la región de Esequibo con Venezuela, que se prolonga desde hace más de un siglo, debe ser enseñada “no para crear enemigos, sino para fomentar el amor a nuestro país”.

Granger indicó que si los ciudadanos estuvieran mejor informados sobre las controversias territoriales “los extranjeros que claman nuestro territorio estarían menos inclinados a continuar su campaña contra Guyana”.

REESTRUCTURARÁN LAS FUERZAS ARMADAS

El presidente del país suramericano ordenó hace una semana la puesta en marcha de un plan para la reestructuración total de las Fuerzas Armadas del país con el objetivo de proteger el territorio de amenazas a su soberanía.

Las expresiones de Granger llegan semanas después de haber acordado con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, una solución a la disputa territorial que mantienen sobre la región del Esequibo y que está actualmente bajo la mediación de la ONU.

Además coincidieron con las reclamaciones del Gobierno de Surinam sobre la soberanía en la región de New River, al sureste de Guyana.