Grecia consigue un respiro, el FMI aplazó pagos por tres semanas

Atenas no reembolsará este viernes 300 millones de euros al FMI, tras obtener un aplazamiento de tres semanas para agrupar en un solo pago el conjunto de vencimientos del mes de junio, que alcanzan los 1.600 millones de euros.

Grecia consigue un respiro, el FMI aplazó pagos por tres semanasEl aplazamiento de los pagos al FMI también es "un mensaje político interno para mostrar que el gobierno presiona". Crédito: Angelos Tzortzinis / AFP
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Atenas, Grecia. AFP).- Grecia consiguió un respiro en las negociaciones con sus acreedores, al aplazar el jueves una serie de reembolsos al Fondo Monetario Internacional (FMI), al tiempo que criticaba las exigencias “extremas” impuestas al país.

Atenas no reembolsará este viernes 300 millones de euros al FMI, tras obtener un aplazamiento de tres semanas para agrupar en un solo pago el conjunto de vencimientos del mes de junio, que alcanzan los 1.600 millones de euros.

El gobierno de Alexis Tsipras espera poder devolver ese dinero con la entrega del último tramo de ayuda de 7.200 millones de euros, de los 240.000 millones acordados al país desde 2010.

La bolsa de Atenas caía un 4,5% este viernes, a media jornada, tras el anuncio de la víspera.

El aplazamiento evitó un impago que podría poner en peligro la presencia de Grecia en la eurozona. 

Aunque esa decisión sorprendió a los socios de Grecia, esa medida, permitida por el FMI, “se barajaba desde el anterior vencimiento”, hace un mes, declaró este viernes el ministro griego de Economía, Yorgos Stathakis, en una entrevista para la BBC.

“Los siguientes pagos habrían sido difíciles”, opinó el economista Yorgos Pagulatos, después de que el Estado redujera al mínimo sus gastos públicos en los últimos meses para poder pagar los salarios, las pensiones y devolver los préstamos a los acreedores.

El aplazamiento de los pagos al FMI también es “un mensaje político interno para mostrar que el gobierno presiona”, consideró Panagiotis Petrakis, economista de la universidad de Atenas.

Zambia era el único país en haber recurrido al agrupamiento de pagos, a mediados de los años 1980.

El ejecutivo de izquierda radical evitó un impago que podría poner en peligro la presencia de Grecia en la eurozona, y consiguió un breve respiro financiero para intentar obtener algunas concesiones de sus acreedores -el FMI, el Banco Central Europeo y la Unión Europea- en el programa de reformas que ambas partes negocian desde el pasado 20 de febrero.

‘Hacia el realismo’

Atenas considera que la última propuesta de sus socios presenta “posturas extremas” que no puede aceptar. Tsipras, que tiene que demostrar firmeza para convencer a su partido y a sus electores, debería abordar la cuestión en una sesión extraordinaria del Parlamento griego, este viernes a las 18H30 locales (15H30 GMT).

“No aceptaremos las medidas propuestas sobre dos puntos concretos, relacionados con los objetivos de ajustes fiscales para 2015 y 2016”, declaró Stathakis, afirmando que las exigencias de los acreedores sobre estos asuntos no se habían presentado antes durante las conversaciones entre los equipos técnicos.

En la última semana se han multiplicado los encuentros al más alto nivel político, con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, como principales protagonistas.

Ambos dirigentes volvieron a mantener un encuentro telefónico con Tsipras en la noche del jueves.

El primer ministro griego, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente de la eurozona, Jeroen Dijsselbloem, deberían volver a reunirse en los próximos días, tras el encuentro celebrado el pasado miércoles, para intentar reducir las divergencias entre las propuestas de Atenas y de sus acreedores.

“Habrá un intento de síntesis”, vaticinó Pagulatos. La propuesta del gobierno griego, que aceptó importantes subidas de impuestos, “es un gran paso hacia el realismo”, agregó.

El ejecutivo griego, en el poder desde enero, asegura que ha hecho “concesiones respecto a los anuncios iniciales de su programa gubernamental”.

Tsipras también mantuvo este viernes una conversación telefónica con el presidente ruso, Vladimir Putin, para abordar la “cooperación energética” y económica entre ambos países, según un comunicado del Kremlin.