Guatemala tuvo “avances significativos” tras detenciones presidenciales

La organización guatemalteca de derechos humanos UDEFEGUA documentó 337 actos de agresión contra defensores de los derechos humanos en la primera mitad de 2015.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Londres, Inglaterra. EFE) -. Las detenciones del presidente y de la vicepresidenta por corrupción marcaron un “hito” en Guatemala, aunque seguía siendo difícil obtener justicia por las violaciones de derechos humanos cometidos durante el conflicto armado.

Así lo destaca el informe de Amnistía Internacional de 2015/1016, presentado hoy, que resalta que en Guatemala hubo “avances significativos” en materia de rendición de cuentas pero los defensores de los derechos humanos fueron objeto de amenazas, agresiones e intimidación, al igual que los periodistas.

“La violencia contra las mujeres y las niñas seguía siendo sistémica”, agrega el informe sobre los derechos humanos en el mundo.

El estudio relata el caso de la “extendida corrupción” en la agencia de aduanas que llevó a prisión a la vicepresidenta Roxana Baldetti y del presidente Otto Pérez Molina, entre otros, y las manifestaciones que durante meses sacaron a las calles a los guatemaltecos, algunos de los cuales fueron intimidados por participar en las protestas.

La ONG considera que los avances hacia la justicia por las violaciones de los derechos humanos durante el conflicto armado (1960-1996) continuaron “lentos y vacilantes”, pero se dieron “pasos importantes” hacia la rendición de cuentas.

En octubre, una corte de apelaciones declaró que el decreto de amnistía de 1986 no se podía aplicar a los crímenes de lesa humanidad y de genocidio, lo que significa que pudo seguir adelante el proceso contra el ex presidente y ex comandante en jefe del Ejército guatemalteco, José Efraín Ríos Montt.

En enero, un tribunal civil condenó a 90 años de cárcel a Pedro García Arredondo, ex detective jefe de la ya extinta Policía Nacional, por asesinato y crímenes de lesa humanidad en relación al incendio de 1980 en la embajada de España en Guatemala que se saldó con 37 muertos.

Durante el año, los defensores de los derechos humanos hicieron frente a constantes agresiones, amenazas, hostigamiento e intimidación, dice el informe.

La organización guatemalteca de derechos humanos UDEFEGUA documentó 337 actos de agresión contra defensores de los derechos humanos en la primera mitad de 2015, más que las registradas en todo 2012, cuando asumió el poder Pérez Molina.

Según UDEFEGUA, al finalizar el año había ocho defensores de los derechos humanos en prisión.

Amnistía denuncia también que al acabar 2015 aún no se había aclarado quién estuvo detrás de los asesinatos, en marzo, del corresponsal de Prensa Libre Danilo López y el reportero de Radio Nuevo Mundo Federico Salazar, acribillados por hombres armados mientras caminaban por un parque de Mazatenango, la capital del departamento de Suchitepéuez.

La ONG se refiere además a la suspensión, por vía judicial, de las actividades de la controvertida mina de oro de El Tambor y de una empresa de aceite de palma africana en el departamento de Petén.

Agrega que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) informó de que en 2015 fueron asesinadas 766 mujeres, frente a las 774 de 2014.

Guatemala, recuerda AI, todavía no ha cumplido la sentencia de 2014 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso de María Isabel Véliz Franco, asesinada en 2001 a los 15 años, que declaró al Estado responsable de su homicidio y de no castigar a los responsables.