¿Guerra Fría entre el Papa Francisco y Macri?

El gobierno del presidente Macri decidió enviar a la canciller Susana Malcorra buscando vías de comunicación

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – Recientemente se ha observado una cierta tensión entre el presidente argentino Mauricio Macri y el Papa Francisco, los dos argentinos con más poder en el mundo.

Hagamos memoria: recordemos la reunión efectuada el pasado mes de febrero con los líderes de Estados Unidos, Francia e Italia en la ciudad de Buenos Aires. Se celebraba la llegada de Macri, había señales de reanudar las relaciones bilaterales entre Brasil y México y se hablaba de nuevos lazos comerciales con China y Rusia. Pero había un gobernante muy importante para los argentinos que no se mostraba muy animado ante tanto alboroto, aunque la Santa Sede figuró ante las cámaras de los medios de comunicación, la frialdad entre ambos mandatarios era evidente.

Éstas teorías fueron confirmadas ante los hechos ocurridos el pasado fin de semana cuando el Papa Francisco rechazó la donación del gobierno argentino de 16.666.000 pesos para la fundación pontificia “Scholas Occurrentes”, solicitándoles a los directivos, José María del Corral, presidente, y Enrique Palmeyro, secretario, un recibo que confirmase la devolución agregando: “No me gustó el 666”. Francisco afirmó quedar horrorizado por la millonaria cifra en medio del ajuste que se aplica en Argentina.

Pero por si fuese poco, el domingo el Gobierno había decidido enviar al Vaticano a Alejandro Colombo, un antiguo espía y ex colaborador de Esteban Caselli cuando era embajador del vaticano durante los años 90. La noticia enojó a la Santa Sede y el macrismo dio un paso atrás para que la decisión fuera interpretada como un “gesto de buena voluntad”.

Sin duda, la tensión entre Buenos Aires y el Vaticano estaba llegando a un punto delicado. Por ello, este lunes el gobierno del presidente Macri decidió enviar a la canciller Susana Malcorra en vías de mejorar la comunicación a una inesperada reunión en la Santa Sede, logrando dos objetivos: por un lado, se confirmó que Macri viajará al Vaticano para la canonización del beato José Gabriel Brochero, el próximo 16 de octubre. Y, por el otro, se acordó la realización de un diálogo telefónico directo entre Macri y Francisco para limar las asperezas, según relató el diario digital Perfíl.com