Hablan las víctimas del saqueo: “Se llevaron todo, quedaron solo las paredes”

Según Fedecámaras hay más de 400 comercios afectados por los saqueos en Bolívar

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- La familia Milanesa es una de las víctimas de la ola de saqueos que arrasó con varios comercios en el estado Bolívar durante el pasado fin de semana y tuvieron que presenciar la manera en que el fruto de un esfuerzo de largos años se perdía ante la inconsciencia de una turba enfurecida.

Melany Milanesa de 21 años de edad relató para Efecto Cocuyo la traumática historia del saqueo, asegurando que comenzó desde tempranas horas de la mañana, cuando un pequeño grupo de personas empezó a lanzar piedras al local ubicado en la avenida España para intentar asustar a los dueños. Pero a medida que fue entrando la mañana se incrementaba el número de personas y el número de hechos delictivos.

“Nos rendimos. Aunque estábamos armados, nunca buscamos defendernos con ellas, porque la cantidad de personas era tal que era más peligroso defenderse. Solo nos resguardamos en el techo, pegados al muro para que las piedras que lanzaban no nos dieran a nosotros”, contó Milanesa.

Para cuando la familia pudo salir del local, el reloj marcaba la 1 de la tarde. No había nada, salvo los restos vandalizados de un lugar que otrora representaba el sustento de los Milanesa.

“El saqueo continuó hasta ayer (domingo 18 de diciembre) en la mañana. No me imagino qué estaban sacando porque para ese momento se tuvo que haber acabado todo. Mi primo pasó esta mañana y vio que estaba completamente vacío: láminas de cielo raso, estantes, materiales pesados, lavamanos, pocetas. Se llevaron todo, quedaron solo las paredes”, expresó Melany.

Los padres de Melany acudieron esa noche a una reunión entre el gremio de comerciantes, la banca pública y el vicepresidente Aristóbulo Istúriz quienes les ofrecieron créditos flexibles, arreglos puntuales a través de la Misión Barrio Nuevo Tricolor y el restablecimiento del suministro de combustible en la mayor brevedad posible.

“Nunca se me pasó por la cabeza que nos iban a saquear, aun cuando el viernes ya se rumoreaba que se iban a intentar meter a los locales. No creía que eso pudiese suceder. Ahora estamos a la expectativa. Esperamos que todo se calme para poder pensar las cosas”, indicó la joven.




Categoría: Venezuela