“Hace años debimos impulsar y regular la energía solar y eólica”

El racionamiento de agua se ha instalado en el país como una política pública

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Ante los embates del fenómeno El Niño y los racionamientos de luz y agua que se generan en Venezuela por el bajo suministro eléctrico, la directora de Ecología y Ambiente de la gobernación del estado Miranda, Evelyn Pallotta elevó la necesidad de buscar otros métodos para generar energía en Venezuela.

“Como país productor y exportador de hidrocarburos hay que estar conscientes de que ese negocio va a producir efectos climáticos e incentivar otras fuentes de energía. Hace años debimos impulsar y regular la energía solar, eólica, la mini Hidro, con tantos ríos caudalosos”, dijo.

Para la ganadora del Premio Europa al Desarrollo Sustentable, Venezuela debe olvidarse que es un país petrolero y pensar en cambiar su matriz energética: “Cuando hay una crisis ambiental como esta, pasamos de la era del petróleo a la era del clima: quien gobierna es el clima, no el petróleo”.

Pallotta criticó la inacción del Gobierno en esta materia y afirmó que la mala administración durante estos 17 años ha traído como consecuencia que el tema ambiental se haya convertido en un gran problema de tipo social-humano, productivo y de tipo energético.

RACIONAMIENTO DE AGUA

En otro orden de ideas, la especialista aseveró que el racionamiento de agua se ha instalado en el país como una política pública: “Eso es realmente un castigo a la población”.

Comentó que hay localidades en las que los habitantes pasan hasta 60 días sin una gota de agua: “Allí parece que fueran camellos”.

En el caso del estado Miranda, Pallotta denunció la existencia de “cajas negras” que hay que destapar como las obras del Sistema Tuy VI y el Sistema El Cuira. “Nadie sabe qué pasa con eso. Cuando no hay la contraloría social adecuada no tienes una gestión integral del recurso, terminando un fenómeno como El Niño explotando la debilidad del Estado”, sumó.