Hallan muerta a joven de 19 años tras permanecer desaparecida: presentaba signos de estrangulamiento

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Una joven de 19 años fue hallada muerta tras permanecer desaparecida desde el pasado viernes.

La víctima fue identificada como Wuiliannys Nazareth Navas y era pasante del Inces en la Duncan que se encuentra en la zona industrial de Guarenas. Vivía en la Ciudad Socialista Hugo Chávez Frías, en Caucagua.

La madre de la joven, que está a cargo de la crianza de su nieto porque su hija mayor se fue a vivir a Colombia, acotó que Wuiliannys recogía a su sobrino y lo llevaba a la casa hasta que ella regresaba de trabajar.

Sin embargo, la periodista Altagracia Anzola manifestó que el viernes Navas salió de sus pasantías y se dirigía al hospital donde labora su madre, vendiendo golosinas en la calle, pero nunca llegó.

“Se extrañó porque su hija no regresó, pero no tuvo más remedio que esperar llegar a casa. Cuando llamaba a su celular, aparecía como si hubieran extraído la tarjeta SIM del teléfono y su última conexión en WhatsApp la hizo a las 4:30pm”, indicó Anzola.

La mujer intentó tranquilizarse, pensó que su hija tal vez se había ido con unos amigos por ser viernes, aunque nunca lo hacía sin avisarle. El fin de semana intentaron contactar a conocidos, pero nadie tenía noticias de su paradero. El lunes la familia se organizó para buscarla.

Wuiliannys fue vista por última vez frente al C.C Buenaventura, en la parada de los colectivos que van a Caucagua entre 4:30 y 5:00 pm. Testigos la vieron conversando con los ocupantes de un carro con vidrios muy oscuros y el cual conducía un hombre.

Asimismo, señalan que la joven estaba sonriente, lo que hace presumir que conocía a una de las personas en el interior del vehículo, donde se subió y se fue.

Un familiar que fue a buscar información en la Policía Municipal de Acevedo, tuvo un primer indicio: Los trabajadores de una arenera en la GMA, habían reportado la noche del viernes el hallazgo de un cadáver en la zona boscosa, pero ninguna comisión policial acudió al lugar para verificar.

El sábado, según denunció la madre de Navas, los obreros regresaron para nuevamente participar que veían desde arriba a una mujer muerta… no fue hasta el martes, cuando la familia llegó denunciando el caso que lograron que se movilizara la policía hasta esa zona para determinar que la víctima efectivamente era Wuiliannys. Vestía solo la parte superior de su uniforme y de la cintura para abajo estaba desnuda.

Anzola apuntó que el cuerpo descompuesto tenía como especies de quemaduras en las piernas, además el carnet que llevaba colgado del cuello también estaba quemado. Tenía las manos elevadas, como si hubiera intentado defenderse. Presentaba una contusión en la cabeza y signos de estrangulamiento.

“Estuve noches enteras sin dormir, de rodillas pidiéndole a Dios que no importaba si estaba muerta, pero quería encontrar su cuerpo para saber el sitio donde yo la enterré. Y Dios me escuchó (…) A mi hija le enseñé lo bueno, nunca lo malo, quizás ese fue mi error. Ella se confió, no conocía lo malo. Si yo hubiera presentido que le iba a pasar esto, yo misma la iba a buscar todos los días a su trabajo y me la traía. Mi conclusión es que a ella no la iban a matar, pero la muerte se vino”, expresó la madre de la joven.

“No soy chavista ni escuálida, pero la justicia es de Dios. No quiero fotos, porque se que el asesino algún día tendrá que verme la cara”, dijo.

Las pertenencias de la occisa están desaparecidas.




Categoría: Venezuela | Claves: sucesos