¿Hay espacio para el Voto Castigo en Venezuela?

Se acercan los meses y los actores políticos ya empiezan a asomar sus argumentos rumbo a unas parlamentarias, aún sin fecha definida, lo que se puede decir que se abre una nueva ventana para destrancar el juego político.

¿Hay espacio para el Voto Castigo en Venezuela?El voto castigo es el que se le niega a un partido político que había sido apoyado con anterioridad, con la finalidad de cuestionarlo por su mala gestión. Crédito: Gregorio Marrero/ AP
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) Este año Venezuela volverá a vivir un proceso comicial, esta vez se trata de la elección de diputados a la Asamblea Nacional, institución clave para la elaboración de leyes, escogencia de representantes de algunos poderes públicos del país, control institucional y debate político.

A medida que se acercan los meses, tradicionalmente se celebra en el último trimestre del año, los actores apelan a sus argumentos y discursos para convencer sobre cuál debería ser el camino.

Dada la importancia del hemiciclo no debería quedar en duda que en cualquier país democrático estaríamos refiriéndonos al mejor espacio para la actuación de la oposición al gobierno en ejercicio, aunque en nuestro país, esa institución se mantiene en desprestigio ante el aparente “secuestro” que tiene el Poder Ejecutivo al utilizar este recinto para la hegemonía de su partido y una minoritaria oposición, cuyos integrantes realizaron un salto olímpico de talanquera y otros, ausentes de sus funciones legislativas.

Con las elecciones parlamentarias podemos decir que se abre una nueva ventana para destrancar el juego político, como lo refieren algunos analistas, antes de que ocurra habría que definir ciertas condiciones y lograr convocar a la mayor cantidad de población votante para que se manifieste democráticamente; sin embargo, cómo recuperar la confianza de un 56,2% de electores que ha dicho para el estudio “Percepciones de la Ciudadanía sobre el Sistema Electoral, del Centro de Estudios Políticos de la Ucab que tiene “poca o ninguna” confianza en el CNE.

 Giovanna de Michele: unos resultados creíbles en estas parlamentarias podrían reducir las tensiones en el país.

El presidente de la encuestadora Hinterlaces, Oscar Shemel segura que un 56% de los venezolanos consideran que si el gobierno de Maduro resuelve los problemas de desabastecimiento e inflación tendría la primera opción de ganar las elecciones mientras que el analista Luis Vicente León deja claro que en este momento la oposición tiene una oportunidad de oro para “capitalizar el voto castigo”.

Hay que preguntarse entonces si en estos tiempos con un Gobierno cuyo discurso reiterativo y cargado de amenazas, descalificaciones, controles y agresiones y una oposición desordenada, en aparente zozobra frente a sus propias contradicciones como sector político, hay espacio para el voto castigo?


VOTO CASTIGO, EL MÁS CODICIADO EN UNAS ELECCIONES DEMOCRÁTICAS

Trayendo a colación su significado el voto castigo es el que se le niega a un partido político que había sido apoyado con anterioridad, con la finalidad de cuestionarlo por su mala gestión o ante el desacuerdo de algunas políticas llevadas a cabo durante el tiempo de su mandato. Usualmente se manifiesta votando en blanco, escogiendo al adversario o por un tercer partido.

Mientras el presidente Maduro ha dicho que este año la oposición “sufrirá el voto castigo” en las parlamentarias por agrupar a “mafiosos que atacan al pueblo”, Luis Vicente León comentó que este será el mayor peligro electoral para el chavismo frente a una evidente crisis económica, con dificultades para volver a enamorar masas y eso, “es demoledor electoralmente para el gobierno”.

El analista político Julio Martí aseguró para Sumarium.com que en estas elecciones los votantes “decepcionados” son los que apuntarán hacia el voto castigo, y este será un porcentaje muy mínimo, para Martí el chavismo se sigue consolidando gracias al discurso de Maduro “haciendo suponer que ataca la guerra económica mientras que la oposición se muestra divida, buscando acuerdos para tratar de parecer un solo bloque”.

Existirán ciertas variaciones en el número de cargos a elegir en función de los datos poblacionales registrados por el INE
Aunque las circunscripciones electorales quedaron igual que las de 2010, según lo dicho recientemente por la presidenta del CNE Tibisay Lucena, existirán ciertas variaciones en el número de cargos a elegir dado el cambio en las estimaciones poblacionales registradas por el Instituto Nacional de Estadística, el ajuste será realizado por el poder electoral y aprobado por la AN, lo que quiere decir que la mayoría de los votos no es igual a la mayoría de los cargos.

Tal anuncio fue refutado por el jefe de la Mesa de la Unidad Democrática Jesús “Chuo” Torrealba quien indicó que la migración lograría la disminución de la cantidad de cargos en algunas zonas tradicionalmente opositoras para elevarlas a otras y beneficiar al oficialismo.

Por su parte el exrector del CNE Vicente Díaz aseguró que en estas parlamentarias “no se trata de medir si se saca un diputado más o menos, sino de tomar el control de la Asamblea Nacional. Ese tiene que ser el centro de la estrategia opositora”, así se logrará dejar al Gobierno sin posibilidades de seguir atropellando o abusando del poder, al inhabilitar diputados o encarcelar dirigentes políticos.

Estamos a mediados del mes de mayo y aunque no se sabe la fecha de la celebración de las parlamentarias tanto oficialismo como oposición ya pautaron unas elecciones primarias, la MUD celebró su jornada el pasado 13 de mayo, obteniendo 42 candidatos gracias a la participación de la población, los otros 125 se obtendrán mediante consenso, mientras que el PSUV convocó a unas primarias para el domingo 28 de junio.

En ambos procesos el CNE aportó su organización en cuanto máquinas votantes y captahuellas. El máximo órgano exhorta a los partidos políticos considerar “la equidad de género” y que las mujeres sean postuladas.

Mientras nos enrumbamos a una parlamentarias sería peligroso electoralmente hablando para la oposición abrir espacios con divisiones internas, la protesta más relevante que pueden encabezar es a la crítica de los errores económicos del gobierno, mientras que el Gobierno pudiera abordar la crisis actual con acciones que no sean populares o estimulando la división de la oposición dadas sus evidentes fracturas, para que estos desenfoquen sus objetivos.

Entonces… ¿el voto castigo podría ser una opción en Venezuela?