Hay indicios de la participación de dos Polichacao en el asesinato

"No dudo en afirmar que Polichacao es una de las mejores policías del país", agregó.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Alex Urbina/ Sumarium.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, señaló que hasta el momento “hay suficientes indicios de la participación de los funcionarios” en el asesinato del mayor general Félix Velásquez.

“Repudiamos de la manera mas categórica y tajante” lo ocurrido, así como la participación de los funcionarios en el asesinato del militar.

Muchacho presumió que “era en un intento de robo, tenemos información que tanto el arma que pertenece al cuerpo policial como el de la víctima han sido recuperadas”.

“No dudo en afirmar que Polichacao es una de las mejores policías del país”, agregó al tiempo que reiteró que la Junta Directiva del cuerpo policial municipal “sigue siendo la misma”.

Sostuvo que “no se va a desmoralizar a un policía de Chacao por una intervención técnica” y apuntó que la Alcaldía de Chacao ofrecerá apoyo legal a los funcionarios vinculados al asesinato de Velásquez.

“No es momento para cerrarnos a las investigaciones o al escrutinio público. Es momento de abrirnos a las investigaciones. No tenemos nada que ocultar”, enfatizó al tiempo que sumó que si durante el proceso intentan dañar a la institución lo denunciará.

Espera que el ministro de Interior, Justicia y Paz, Gustavo González López, maneje este caso “con serenidad y cuidado”, para que no sea politizado.

Kedinyers Alberto García Salazar entró el 16 de julio de 2013 a Polichacao, según refirió Muchacho y acotó que el efectivo estuvo de guarida el viernes desde las 7 de la mañana hasta las 3 de la tarde y “apareció el sábado manifestando que su arma fue robada en Plaza Venezuela. Se retiro de la sede a las 11:24 de la mañana y se dirigió al Cicpc de Santa Mónica por el supuesto robo de su arma de fuego”.

Igualmente, apuntó que la conexión del otro funcionario detenido, Édgar Tovar, es por la moto incursa en el delito, puesto que la tenía asignada: “Ninguno de los dos efectivos estaban de guarida el sábado en la mañana”.