Militares en el exilio han sido “ignorados por el liderazgo político”

Sostuvo que los efectivos militares que se declararon en desobediencia en 2002, en plaza Altamira, siguen luchando desde distintos lugares.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – José Antonio Colina, presidente de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), señaló en un comunicado que está “en sintonía” con la descripción que hizo el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup, en su artículo publicado en el diario El Nuevo País.

Sin embargo, acotó que el parlamentario “ignora que a los largo de estos 17 años han existido oficiales, sub-oficiales (de los de antes), tropa profesional e inclusive tropa alistada que si han levantado su voz, han manifestado su oposición al empleo que se le ha dado a la Fuerza Armada Nacional“.

Sostuvo que los efectivos militares que se declararon en desobediencia en 2002, en plaza Altamira, siguen luchando desde distintos lugares para que Venezuela mejore y fustigó que estos hayan sido “ignorados por el liderazgo político”.

A CONTINUACIÓN EL COMUNICADO ÍNTEGRO DE VEPPEX:

En un artículo publicado por Henry Ramos Allup el domingo 21 de febrero en el diario venezolano El Nuevo País, titulado “¿Es la Fan deliberante?” El actual presidente de la asamblea nacional realiza un descripción magistral y sin desperdicios del silencio de la fuerza armada nacional ante temas de especial importancia para el país como por ejemplo para citar algunos, la corrupción en el plan bolívar 2000, la participación de oficiales y efectivos militares en el narcotráfico, la vulneración a la memoria del Libertador, el cambio caprichoso del rostro de Simón Bolívar entre otros de no menor gravedad.

Como oficial retirado de la Guardia Nacional estoy en completa sintonía de la exposición que hace Henry Ramos en su artículo con respecto a los militares, en lo que difiero y es por ello que decidí escribir estas líneas, es que ignora que a los largo de estos 17 años han existido oficiales, sub-oficiales (de los de antes), tropa profesional e inclusive tropa alistada, que si han levantado su voz, han manifestado su oposición al empleo que se le ha dado a la Fuerza Armada Nacional y han cuestionado a los comisarios políticos que durante todos este tiempo han sido los miembros del alto mando militar cuya genuflexión, cobardía y miseria contribuyeron activamente en el proceso de politización y corrupción que sufrieron y sufren los militares en el país.

No quiero ser mezquino, ni dejar de mencionar casos, pero uno de ellos fue el de los militares de la plaza Altamira, quienes se declararon en desobediencia legítima en el año 2002 y solicitaron la renuncia de Hugo Chávez por violar la Constitución Nacional.

Este grupo de militares donde hay oficiales generales, oficiales superiores, oficiales subalternos, sub-oficiales, tropa profesional y tropa alistada ha sido satanizado por el régimen y olvidado por los medios de comunicación en Venezuela y por el liderazgo político.

En su momento fuimos duramente criticados por no dar un golpe de Estado y utilizar las armas de la República para sacar al Gobierno e irnos a una plaza pública a declararse en desobediencia legítima, muchos de esos militares purgaron condenas injustas en las cárceles de Venezuela, otros se fueron al exilio, otros fueron asesinados, otros tildados de terrorista como es mi caso, y durante la persecución atroz en contra de la mayoría jamás existió ni el apoyo, ni la solidaridad de la mayoría del liderazgo político de turno de aquel momento.

En el transcurrir del tiempo muchos de esos militares ahora en situación de retiro, han seguido en la lucha por lo que consideraron y consideran justo, muchos aportan pruebas de la presencia del terrorismo y el narcotráfico en Venezuela, otros cuestionan fuertemente la falta de actuación de los militares institucionales como policías de la constitución nacional, otros en silencio realizan la planificación detallada de cómo debe ser la depuración de la Fuerza Armada Nacional y reestructuración cuando esto cambie, porque va a cambiar.

Con todo esto quiero decirle, que existen militares que si han deliberado, pero han sido ignorados por el liderazgo político y por una sociedad que espera que de los uniformados erróneamente o no el uso de las armas y no de su intelecto.

Categoría: Venezuela | Claves: Fanb José Antonio Colina Veppex