“Hay que bajar la talanquera” para los que se quieran sumar a las reformas tras el 6D

Carlos Raúl Hernández ve deseable iniciar un regreso a la normalidad y la cohabitación entre el Gobierno y el nuevo Poder legislativo, pero aclara que eso no luce fácil.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Barómetro Político

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El analista político Carlos Raúl Hernández considera que ante un previsible triunfo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en las elecciones parlamentarias del próximo domingo y en medio de “unos dolores de parto terribles”, no deben perderse las esperanzas de que el chavismo acceda a negociar reformas que alivien la miseria, la inflación y el desabastecimiento, en medio de un programa económico-social.

“Si Maduro y Cabello optan por el suicidio, no todo el Psuv está obligado hacer lo mismo y hay que ofrecerles la posibilidad de convivir democráticamente en las instituciones. Hay que bajar la talanquera”, precisa en una entrevista con Sofía Torres para Barómetro Político.

Hernández ve deseable iniciar un regreso a la normalidad y la cohabitación entre el Gobierno y el nuevo Poder legislativo, pero aclara que eso no luce fácil por las limitaciones y resistencias del propio Nicolás Maduro y la existencia de un sector del Gobierno que querría sustituirlo por Diosdado Cabello.

El analista sostiene que un autogolpe ante la derrota aceleraría la hecatombe de la llamada “revolución bolivariana”, que ya suficientes alertas genera en la comunidad internacional. Descarta hablar de futuras persecuciones porque la experiencia mundial en cambios democráticos evidencia que eso conduce a la desestabilización, al tiempo que asegura que nadie podría abrigar la idea de una confrontación en el seno de las fuerzas armadas al desconocer resultados electorales.

“Los militares están tan hartos como los civiles de la incompetencia gubernamental pues son tan víctimas como ellos”, asevera.

“SE EQUIVOCAN” SI PRETENDEN DESCONOCER LA VOLUNTAD CIUDADANA

En tal sentido, el también director de Barómetro Político apunta que la situación de Maduro y Cabello se complicará de acuerdo con el resultado del proceso a los dos jóvenes detenidos en Nueva York. Ante eso Miguel Rodríguez Torres querría ofrecerse como “líder” emergente.

Otra posibilidad, a juicio de Hernández, es que si el chavismo pierde dé un golpe de Estado.

“El presidente anunció que no reconocería la voluntad popular y que conformaría una delirante junta cívico militar, cosa que de ocurrir se enfrentará. Pero se equivocan quienes piensan que así evitarían la derrota de la revolución. Tal vez lo haría más doloroso pero el cambio no lo para nadie (…). Si dieran un golpe tendrían en contra demasiados factores de poder nacionales e internacionales: la Unidad en primera línea como siempre, los sectores populares alebrestados por la crisis económica, la OEA, la Unión Europea, EE.UU (y la DEA). Burradas cometidas con el asunto de la observación internacional añaden una matriz golpista a la de narcoestado desastroso y despótico, tormento para sus aliados en la región”, agrega.

LA OPOSICIÓN CON VENTAJA EN LOS OTRORA “BASTIONES” CHAVISTAS

El analista asegura que la oposición “gana en comunidades antes hostiles como 23 de Enero y La Vega de Caracas (…) y puede entrar a las zonas sin problemas a hacer campaña. Eso era impensable hace un año”.

En tal sentido, afirma que todavía hay mucha gente que no entiende que hay que hacer un “esfuerzo para convencer al havismo, no a Cabello o a Maduro, sino a 30% de personas de los sectores medios y bajos que dejaron de ser chavistas pero no son opositores”.

“Esa tarea prosigue después del 6D porque no es un recurso electoral. Hay que eliminar el lenguaje retador o insultante y redoblar la voluntad para convencer, porque el interlocutor es la mayoría que quiere esperanzas y no más angustias. Es un disparate hacer sentir a los chavistas que los van a empujar por el barranco”, añade.

SIN CACERÍA DE BRUJAS

En cuanto a las condiciones del Gobierno después de las elecciones, Hernández considera que el mismo estará “extremadamente débil”, pero una nueva mayoría en el Poder Legislativo “debe agotar primero las posibilidades de que el gobierno enfrente su desastre, ahora con precario respaldo político, para que haga lo que tiene que hacer”, pero “sin cacerías de brujas”.

“A Rómulo Betancourt nunca lo derrotaron y ganó en condiciones terribles, deshizo 22 golpes militares con una autoridad moral y política única. Él explicó que la persecución de los adecos contra el medinismo entre 1945-48 fue la causa del golpe contra Gallegos”, apunta.