Henri Falcón propuso en el CNE el 6N como fecha tope del RR

El Gobernador del estado Lara añadió que también conversó sobre la validación de firmas, en donde "hubo irregularidades en la asignación discrecional de máquinas".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El gobernador del estado Lara, Henri Falcón, sostuvo una reunión con la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, para propone el 6 de noviembre como fecha para la realización del Referéndum Revocatorio (RR).

Asimismo, indicó que los venezolanos mantienen diversas inquietudes e interrogantes que le hicieron saber a a la presidenta del Poder Electoral a través de un documento.

Apuntó que el revocatorio “es un mecanismo democrático establecido en la Constitución para resolver las diferencias de los venezolanos”.

Sostuvo que en el documento entregado evaluaron “objetivamente las leyes y normas” para la consulta refrendaria y los lapsos para el 2016.

“El Referéndum Revocatorio es la salida más expedita a la crisis que atravesamos, las expectativas del pueblo las recogimos en el documento. Planteamos el desarrollo del revocatorio, de acuerdo al análisis técnico y legal, los tiempos dan para hacerlo el 6 de noviembre”.

Dijo que en la ruta que se ha trazado la oposición para referéndum, “se han venido cumpliendo los lapsos y procedimientos respectivos. Esperamos que el documento sea valorado pensando siempre en el país. La mayoría apuesta a una consulta como lo establece la Constitución”.

El Gobernador del estado Lara añadió que también conversó sobre la validación de firmas, en donde “hubo irregularidades en la asignación discrecional de máquinas, que no se debe repetir”.

Anunció, además, que solicitó el cronograma de las elecciones regionales que “esperamos sea anunciado, también sobre la validación de los partidos políticos. Nosotros apostamos a la reconciliación, al entendimiento y al cambio para salvar a Venezuela. La prioridad hoy es el RR”.

Sumó la necesidad de que exista un diálogo entre el Gobierno y la oposición para resolver los problemas de la nación: “El diálogo tiene que corresponderse con la realidad y las expectativas de la gente”.