El “error” de Hillary al apoyar la invasión de EE UU a Irak

La guerra que libró Estados Unidos en Irak de 2003 a 2006 ha "cazado" a dos de los principales aspirantes a la Casa Blanca. Clinton apoyó la intervención armada en 2003 siendo senadora, y Jeb Bush que aún no hace oficial su deseo, es hermano del hombre que la impulsó

El “error”  de Hillary al apoyar la invasión de EE UU a Irak"Cometí un error. Así de simple", reconoció Clinton ante las cámaras de TV. Créditos: Jim Young / Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas. Redacción Sumarium) – La invasión de Estados Unidos a Irak en 2003, que la semana pasada supuso un quebradero de cabeza para el más que probable precandidato republicano Jeb Bush, significó el martes para Hillary Clinton un acto de contrición, al reconocer que apoyarla fue “un error”.

Msbc

“Sé que ha habido muchas preguntas sobre la invasión a Irak a los candidatos en los últimos días. (Al apoyarla) cometí un error, así de simple. Lo escribí en mi libro y hablé de ello en el pasado”, dijo en un acto de campaña.

Clinton, como senadora, apoyó la invasión a Irak impulsada por la administración de George W. Bush en el marco de su guerra al terrorismo, tras el desastroso ataque a las Torres Gemelas de Nueva York.

La precandidata demócrata ha reconocido además que ahora la situación en Irak es “muy diferente y peligrosa” a la que había antes de la invasión, a la vez que instó al gobierno y al pueblo iraquí a “dar la lucha” por la estabilidad del país, asediado por el Estado Islámico y el extremismo.

“Estados Unidos hace lo que puede (por la estabilidad de Irak), pero debe ser una lucha del gobierno y el pueblo iraquí. Nosotros podemos apoyarlos, pero ellos deben hacerlo”, sentenció.

Estados Unidos dio por sellada su intervención armada en Irak en 2006, aunque aún mantiene tropas en el país. Según fuentes oficiales, la guerra costó la vida de al menos 151.000 personas.

Jeb Bush también se atascó

La semana pasada Jeb Bush se encontró con el mismo tema, la guerra en Irak. Tampoco le fue bien. En un principio dijo que hubiese ido a la guerra en aquella oportunidad, pero luego se retractó.

“Sabiendo lo que sabemos ahora, no hubiera entrado en la guerra”, aclaró en un encuentro con ciudadanos en Nevada, añadiendo que las pérdidas de soldados estadounidenses “no fueron en vano”.