Hiperinflación: causas, consecuencias y peligros

La dolarización de la economía no es la solución

El principal problema es el modelo económico implementado por el Gobierno

La Hiperinflación es la pérdida del poder adquisitivo de una moneda a un ritmo muy alto

Hiperinflación: causas, consecuencias y peligrosCrédito: AP Photo/Rodrigo Abd
Publicada por: el dasilvalissette89@gmail.com

(Caracas, Venezuela. Sumarium) – La discusión de la hiperinflación ha tomado protagonismo en el debate de políticos y economistas desde mediados de 2015. Luego de seis meses, aún no existen acuerdos acerca de la velocidad en la que crece el costo de la vida en Venezuela.

Parte de esto, es responsabilidad del Banco Central de Venezuela (BCV), ente que no publica cifras oficiales desde diciembre de 2014.

Frente a las escandalosas cifras que se han colado entre los medios de comunicación social, de una inflación de 270,7% al cierre del año pasado, se suman las alarmas de especialistas como el diputado José Guerra quien alertó que el país, en específico su economía, “está montado sobre una bomba hiperinflacionaria”.

La impresión de dinero inorgánico es causa de la hiperinflación

La Hiperinflación consiste en la pérdida del poder adquisitivo de una moneda a un ritmo muy alto. Ocurre cuando se dispara sin control el fenómeno de la inflación, generando que los precios de los bienes y servicios aumenten de manera generalizada y acelerada.

El Gobierno no ha entrado en el debate, sin embargo el recién nombrado ministro de Economía Productiva, Luis Salas, pidió dejar de lado el “catastrofismo,” puesto a su juicio no es la crisis más pronunciada que haya vivido la nación petrolera, indicando en sus estudios que la “inflación no existe en la vida real”.

“En Venezuela tenemos antecedentes y experiencia acumulada para superar esta coyuntura”, dijo en una entrevista en la televisora Telesur.

Lo cierto es que la hiperinflación básicamente destruye la economía ya que hay un rápido aumento en la cantidad de dinero circulante que no está correspondido por un aumento similar en la cantidad de bienes y servicios existentes en la economía.

El billete de Bs. 100 es el de más alta denominación en Venezuela. Se necesitan por lo menos cinco ejemplares para comprar una manzana. 

Mientras tanto el Gobierno encabezado por Nicolás Maduro sigue enfrascado en la existencia de una “guerra económica” y le echa la culpa del fenómeno a la especulación de empresarios con el apoyo de Washington, así como a factores de la oposición.

Lo cierto es que con lo que el venezolano se abastecía de la cesta básica familiar en el año 2014, Bs. 5.741, hoy solo puede comprar algunos pocos artículos para el día a día. Tomando como punto de comparación que un kilo de cebolla cuesta alrededor de Bs. 1.500 en los mercados populares de Caracas, mientras que en mayo de 2014 se adquiría por Bs. 115.

Una de las causas inmediata de una hiperinflación es la decisión del gobierno de imprimir billetes en grandes cantidades (Conocido como dinero inorgánico) para financiar un déficit fiscal.

Lo que se traduce en un exceso de la oferta monetaria no compatible con el crecimiento de la producción de bienes y servicios. Esto puede introducir a un circulo vicioso que crea más inflación sin llegar nunca al equilibrio o estabilidad del mercado.

¿QUÉ HACER EN HIPERINFLACIÓN?

¿Qué puede hacer el ciudadano de a pie ante la presencia de una hiperinflación? No es tarea sencilla adaptarse a una situación de esta magnitud, pero hay formas de sortear la crisis con ciertos sacrificios.

Crédito: AP Photo/Ariana Cubillos

Lo primero que se debe considerar es que se está frente una recesión y comenzar a tomar medidas austeras. Recortar gastos y hacer un presupuesto familiar resultará de ayuda para saber cuáles son los ingresos y egresos.

Preservar activos en bolívares no será tarea sencilla, no obstante mantener grandes sumas de dinero en el sistema bancario no es una buena alternativa ya que se devaluarán constantemente y al cabo de pocos meses valdrá menos del 50% de su valor de inicio.

Es preferible cambiar los activos a otra moneda, o convertirlos en activos productivos. En situaciones de este tipo es aconsejable adquirir deudas o invertir en bolívares para comprar bienes que pueden incrementar su valor, muy por el contrario y contraindicado está contraer deuda en dólares o en otra moneda extranjera porque aumenta al ritmo de la devaluación del bolívar.

Por último, se puede adelantar la compra de insumos y productos durables o semidurables que sean necesarios en determinada época del año.

SOLUCIONES

“Tienes que cambiar el modelo económico, que es lo que está causando el problema”, así lo expresó Guerra en sus últimas declaraciones, coincidiendo con Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, quien además instó al Gobierno a tomar de manera urgente las medidas necesarias para enrumbar la economía.

Crédito: Lissette Da Silva / Sumarium

Martínez, un poco más positivo, espera que el nuevo Gabinete económico, nombrado por Maduro hace un día, tome en cuenta la reforma del sistema cambiario, la flexibilización del control de precios y el cese de los ataques a la propiedad privada.

La participación del sector empresarial es fundamental para estimular la producción, en especial a los sectores básicos, así como la industria en su conjunto. Asimismo, es imperante activar mecanismo que generen otra fuente de entrada de divisas al país, además del petróleo. Sin estas rectificaciones no será posible la recuperación económica.

Especialistas más radicales apuntan a dolarizar la economía o crear una nueva moneda atada al dólar, para poder proteger a la población. Aunque para José Guerra y Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, esta teoría no es válida debido a que aceptar el dólar como moneda de circulación nacional no tendría buenas consecuencias si no se hace un trabajo responsable.