Hospitales “están desabastecidos” y el Mpps “no da pie con bola”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- “Tenemos mucho menos de 5% de material e insumos quirúrgicos… Los hospitales están desabastecidos, el Ministerio para la Salud no da pie con bola. Le pasaron la potestad de los insumos al Vicepresidente de la República, quien supuestamente podía administrar la parte de salud, y ahora aparece el ministro plenipotenciario Vladimir Padrino López, diciendo que van a habilitar sus fuerzas internas de control para la distribución de medicamentos, que ni se sabe dónde están, si es que están”. Esta fue la opinión del presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV) Douglas León Natera, al conocerse que la Fanb tomará el control de la red hospitalaria y de la distribución de medicinas.

Padrino López explicó este martes que el comando nacional de la “Gran Misión de Abastecimiento Soberano” -un programa gubernamental contra la escasez dirigido por él-, se reunió con los coordinadores de los 60 hospitales públicos más importantes de la nación para tomar en esos lugares el control de la distribución de medicinas. “De 299 nosocomios ellos están hablando de apenas 60, ¿qué pasa con los otros 240 hospitales? ¿Es que en esos hospitales no se necesitan medicamentos o es que es tan poco lo que tienen que lo van a distribuir a cuenta gotas en 60 hospitales? Van a poner a cuidar esos medicamentos a los zamuros”, expresó Natera.

Sobre las declaraciones de Luisana Melo, ministra para la Salud, quien aseguró durante la presentación del informe de Derechos Humanos de Venezuela ante la ONU que un millón 142 mil 422 medicinas son entregadas por día a través del Sistema Nacional de Distribución, el presidente de la FMV las rechazó y puntualizó que el Gobierno “repite 100 veces una mentira para volverla verdad y que se la crean en el exterior… Se paran a decir mentiras en esos podios, a menos que esas medicinas se las entreguen a los bachaqueros del Gobierno y ellos las comercialicen a precio astronómico en la calle o en los pasillos de los hospitales”.