Hallan culpables a los sobrinos de Cilia Flores por narcotráfico

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: 2001 / Youtube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Efraín Antonio Campo Flores y su primo Franqui Francisco Flores de Freitas, los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, fueron hallados culpables este viernes por planificar el envío de 800 kg de cocaína a Estados Unidos.

El veredicto se dio a conocer luego de un juicio que duró un poco más de una semana. Los 12 miembros del jurado -cuya deliberación duró seis horas y media- decidieron por unanimidad la culpabilidad de los familiares de la diputada Cilia Flores.

El juez Paul Crotty tenía un plazo de hasta 90 días después de darse el veredicto para anunciar la sentencia si los sobrinos Flores son o no son culpables.

La pena mínima son 10 años de cárcel, y la máxima cadena perpetua. El fallo puede ser apelado por la defensa.

Los dos sobrinos, presentes en la corte federal durante todo el juicio, escucharon serios el veredicto, con rostro inexpresivo.

Los primos quedaron “congelados” al oír la sentencia que los dejará tras las rejas. “Permanecieron inmutables, como congelados. Defensa cabizbaja. Horas antes el Fiscal lució seguro”, reportó el periodista v venezolano Jusquifabio Flores.

La fecha tentativa para que la sentencia sea emitida es el 7 de marzo de 2017. 

Hoy no estuvieron presentes la esposa de Campo Flores ni la novia de Flores de Freitas, quienes acudieron el primer día del juicio.

La defensa manifestó el desacuerdo de sus clientes con la decisión y señaló que presentarán mociones que no especificaron.

“Queremos ver cuáles son los próximos pasos”, dijo Randall Jackson, abogado de Campo Flores.

Durante el proceso de deliberación, en una habitación dentro de la sala del tribunal, y que comenzó luego de recibir las instrucciones del juez, se escucharon en varias ocasiones las voces subidas de tono de miembros del jurado.

Ello motivó que el secretario de Crotty pidiera a los periodistas que aguardaban por el veredicto que no se sentaran en los bancos cercanos a ese pequeño cuarto.

UN CASO POLÉMICO

Campo Flores y su primo Franqui Francisco Flores de Freitas, de 31, son sobrinos de Cilia Flores, la esposa del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Están acusados de dos delitos: conspirar para enviar droga a Estados Unidos y conspirar para manufacturar y distribuir droga en el país. Si declarados culpables, su pena será de 10 años como mínimo por cada delito y de cadena perpetua como máximo, reseña la agencia AFP.

Ambos fueron detenidos en Haití en noviembre del año pasado por la DEA, la agencia antidrogas estadounidense, y trasladados a Nueva York, donde han permanecido casi un año en prisión a la espera del juicio.

Los sobrinos viajaron a Haití en un jet privado y supuestamente debían recibir allí 11 millones de dólares por organizar el envío de un primer cargamento de droga, pero fueron arrestados.

Sus abogados aseguraron que fueron víctimas de una trampa de informantes inescrupulosos de la DEA y que son tan “estúpidos” y “novatos” que cayeron en ella.

La fiscalía asegura que los sobrinos se creían “tan poderosos” por su cercanía al presidente venezolano que “podían trasladar casi una tonelada de cocaína de un aeropuerto a otro sin ser detenidos”.

Durante todo el juicio los sobrinos permanecieron callados, serios, escuchando la traducción simultánea al español. Pidieron al juez Paul Crotty poder vestirse de civil frente al jurado, y su solicitud fue atendida.

13 VECES

Grabaciones de video, fotos y transcripciones de conversaciones telefónicas mostradas al jurado durante el juicio muestran a los acusados negociando el envío de 800 kg de cocaína de Venezuela a Honduras a cambio de un total de 20 millones de dólares, y a los informantes diciendo que el destino final de los cargamentos sería Estados Unidos.

Campo Flores aparece en un video sosteniendo un ladrillo blanco que asegura es cocaína proveniente de la guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Asegura en otras grabaciones que tiene control del aeropuerto internacional de Caracas y que tienen acceso al hangar presidencial.

En un chat telefónico mostrado por la fiscalía al jurado, Campo Flores dice que precisaba hacer el trabajo para aportar dinero a la campaña para las elecciones legislativas de diciembre de 2015 en Venezuela, en la que su tía Cilia Flores, esposa de Maduro, fue reelegida como diputada de la Asamblea Nacional.

“Fueron atrapados con las manos en la masa. Hay evidencia real en sus teléfonos que fueron incautados, en sus confesiones, en las grabaciones” donde Campo Flores dice que puede encontrar cocaína por montones, dijo el jueves el fiscal Emil Bové al jurado.
“Al menos durante 13 veces” los acusados escucharon “que las drogas vendrían a Estados Unidos. Lo hicieron a sabiendas”, dijo.

La defensa destacó que la DEA no incautó un gramo de droga en la operación y dijo que los sobrinos no tenían la capacidad de conseguir o transportar 800 kg de droga.

También aseguró que el principal testigo en el juicio, uno de los informantes de la DEA, es un narco del cartel de Sinaloa que mintió bajo juramento y que se enfrascó él mismo en operaciones de narcotráfico a escondidas de la DEA.

Los dos primos viajaron en noviembre de 2015 a Haití en un jet privado para recibir allí 11 millones de dólares por organizar el envío de un primer cargamento de droga, pero fueron arrestados por agentes de la DEA que los trasladaron inmediatamente a Nueva York. En el avión firmaron una confesión.