Con chuspa y té de coca, abogó por el diálogo en Bolivia

Francisco fue recibido por el presidente Evo Morales

Con chuspa y té de coca, abogó por el diálogo en BoliviaCrédito: Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Quito, Ecuador. Redacción Sumarium) – El papa Francisco llegó hoy a La Paz a las 16.15 hora local (20.15 GMT) procedente de Ecuador, en la que será su segunda etapa de su visita a Latinoamérica, y cómo primer acto tiene un encuentro con el presidente boliviano, Evo Morales, reportó EFE.

Crédito: RT / Youtube

Francisco, en la ceremonia de su llegada en El Alto, dijo sentirse “alegre” por haber llegado a una nación “que se dice a sí misma pacifista, y que promueve la cultura de la paz y el derecho a la paz”.

El pontífice destacó que la nación está “dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del país”.

El papa se definió un “huésped y peregrino” en Bolivia llegado para “confirmar la fe de los creyentes en Cristo”.

A los fieles les pidió ser “fermento de un mundo mejor y colaboremos en la construcción de una sociedad más justa y solidaria”.

El argentino, como ya hizo en Ecuador, puso hincapié en la importancia de la familia, en una época “en la que tantas veces se tiende a olvidar o tergiversar los valores fundamentales”.

En tal sentido, el papa fue más allá y consideró que en el tema del diferendo marítimo entre Bolivia y Chile, “el diálogo es indispensable”, y abogó por soluciones “compartidas, razonables, equitativas y duraderas” de conflictos “entre pueblos hermanos”.

En el aeropuerto de El Alto, Francisco fue recibido por Morales, quien recordó que el papa se autoidentifica con San Francisco de Asis, que “fue consecuente con uno de los postulados fundamentales del cristianismo, que es la lucha a favor de los pobres”, reseñó AFP.

EL PAPA Y LA “CHUSPA” DE EVO

La cuestión sobre cómo recibiría el boliviano al papa quedó hoy finalmente zanjada: el mandatario le colocó en el cuello al pontífice una bolsa artesanal andina, conocida como “chuspa”, para llevar hojas de coca.

Lo que ocurrió en el aeropuerto de la ciudad de El Alto es que Morales al recibir al papa a los pies de la escalerilla del avión le colocó la “chuspa”, la bolsa artesanal andina que los indígenas quechuas y aymaras usan para transportar coca y ayudar así, entre otras cosas, a combatir el mal de altura.

Previo a esto, -señaló Reuters- Francisco tomó un té de hojas de coca, flores de manzanilla y semillas de anís en un el de Ecuador-Bolivia para prevenir el mal de altura, dijeron azafatas.

LAS PARADAS

Francisco visitó el lugar donde se encontró el cadáver del sacerdote jesuita español Luis Espinal Camps, después de haber sido secuestrado y torturado por los hombres del régimen, y para el que ahora piden que se abra un proceso de beatificación.

Allí pidió un minuto de silencio y lamentó que Espinal haya sido asesinado por predicar el evangelio.

“Predicó el evangelio y ese evangelio molestó, por eso lo eliminaron”, aseveró.

Su santidad y el presidente boliviano sostuvieron un encuentro en el Palacio de Gobierno donde intercambiaron detalles. Morales le entregó el Cóndor de los Andes, máxima distinción boliviana.

El mandatario y el séquito papal hicieron su camino a la Catedral.

Tras esta ceremonia, Jorge Bergoglio regresó al aeropuerto para ir a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, donde pasará el resto de su tiempo y celebrará otro encuentro con movimientos de base de todo el continente y visitará la violenta prisión de Palmasola, donde escuchará las quejas y los sufrimientos de los detenidos.

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: AP

Crédito: AP

Crédito: AP