Huelga y pan más caro en Bolivia por retiro de subvención de la harina

La Federación de Panificadores de La Paz decidió llevar a cabo un paro el lunes y el martes de la próxima semana, y aplicar a partir del miércoles un aumento de precios.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(La Paz, Bolivia. EFE).- El gremio de panaderos de La Paz ha anunciado una huelga de 48 horas y el aumento del precio del pan después de que el Gobierno boliviano decidiera esta semana retirar la subvención a la harina que otorgaba desde el 2011 y que obligaba a mantener estable el precio de este alimento.

La Federación de Panificadores de La Paz decidió llevar a cabo un paro el lunes y el martes de la próxima semana, y aplicar a partir del miércoles un aumento de precios, de forma que la unidad de pan, que hasta ahora costaba 0,40 centavos de boliviano (unos 0,05 centavos de dólar), pasará a costar 0,50 centavos.

El presidente de los panificadores, Félix Quenta, declaró a la radio Erbol que el motivo de la retirada de la subvención es que los recursos del Gobierno han disminuido debido a la bajada de los precios del petróleo, que afectan a su vez a los precios del gas que Bolivia exporta y que es el puntal de la economía del país.

“Es falso su argumento de que la harina ha bajado de precio”, dijo Quenta, en referencia al motivo aducido por el Ejecutivo para suprimir el reparto de harina subsidiada.

La unidad de pan, que hasta ahora costaba 0,40 centavos de boliviano (unos 0,05 centavos de dólar), pasará a costar 0,50 centavos a partir del miércoles.

En otras regiones del país, los productores de pan también han anunciado una casi segura subida de los precios y convocado reuniones de emergencia la próxima semana para analizar la situación.

En cambio, en el departamento sureño de Tarija los productores de pan descartaron un aumento de las tarifas debido a que nunca han empleado la harina subsidiada por el Estado ante la excesiva burocracia necesaria para conseguirla, según la agencia oficial ABI.

La ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, justificó la decisión del Gobierno de retirar la citada subvención en la oferta de harinas baratas con la que actualmente cuenta el mercado y sostuvo que las autoridades vigilarán que no se aumente el precio del pan, porque “no existe ninguna justificación” para ello.

La harina para la producción de pan en Bolivia estaba subvencionada por el Estado desde 2011 y este año el Gobierno presupuestó para ese fin 412 millones de bolivianos (unos 58,8 millones de dólares).

El empleo de harina subsidiada ha permitido que en los últimos años el precio de la unidad de pan, conocido como “pan de batalla” o “marraqueta” y de unos 60 gramos de peso, se mantuviera estable en torno a los 40 centavos de boliviano (unos 0,05 centavos de dólar).

Categoría: América Latina Economía | Claves: Bolivia