Impresión de billetes de Bs. 100 cuesta el doble de su valor

El parlamentario enfatizó que la economía venezolana necesita billetes de 500, 1000, 2000 y 5000 bolívares.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El diputado de la Asamblea Nacional, José Guerra, señaló en una entrevista para El Universal que ante la grave situación económica que existe en el país, cada vez se hace más evidente la necesidad de actualizar los billetes que circulan en el mercado desde el 2008 y ajustarlos “a la realidad inflacionaria”.

Según el parlamentario, la economía venezolana necesita papel moneda con valores de 500, 1000, 2000 y 5000 bolívares; sin descartar la emisión de billetes de 10.000 y 20.000 bolívares, detallando que sería oportuno imprimirlos en la actualidad porque “tendrían mayor durabilidad”.

Guerra también recordó que “100 bolívares impresos en el año 2008 y puestos en circulación en enero de ese mismo año, equivalen actualmente a un bolívar”, lo que implica que el billete de mayor denominación de Venezuela ha perdido un 99% de su valor en la actualidad.

En el artículo que publica el diario caraqueño reseñan que para el año 2008, cuando se oficializó el Bolívar Fuerte y la eliminación de tres ceros a la moneda, solo circulaba un 3% de los billetes de mayor denominación. Para el mes de julio de este año la cifra ascendió a 76%; lo que a juicio del legislador representa una gran desventaja para el Estado debido a que su elaboración se estima en 0,10 dólares por billete.

En palabras del diputado, la impresión de un billete de 100 bolívares cuesta alrededor de 150 o 200 bolívares, a diferencia de un hipotético billete de 5.000 bolívares que costaría lo mismo “porque solo se agrega un cero más a la plancha”.

El también economista añadió que “el billete no crea la inflación, lo que hace es reflejarla. Es como un termómetro que ni quita ni cura la fiebre, sino que la muestra”.

Asimismo, resaltó que las ventajas de imprimir billetes de mayor denominación son que facilitaría la realización de transacciones, el costo de producción y simplificaría la emisión de dinero en cajeros automáticos.

“No se puede determinar cuánto van a durar estos billetes, va a durar la intensidad de la inflación, si la inflación es muy fuerte, se van a tener que volver a remplazar”, expresó.

Concluyó aseverando que el rechazo del gobierno hacia la posibilidad de imprimir nuevos billetes ha ocasionado daños al patrimonio público al gastar capital en la emisión de papel moneda que “carece de valor”.

Para leer el artículo completo puede hacer click aquí.