Crónica AFP: impugnaciones al 6D agudizan la tensión política

Las impugnaciones incluyen una medida cautelar y de suspensión, que dejaría sin efecto la elección de nueve diputados, por lo que no podrían asumir sus cargos el 5 de enero cuando se instale el nuevo Parlamento, en el que por primera vez en 17 años de gobierno socialista, los chavistas serán minoría, 55 contra 112 opositores.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP) – A menos de una semana de que la oposición tome el control del Parlamento en Venezuela, la impugnación de nueve diputados opositores electos por parte del oficialismo chavista atizó la tensión política, que anuncia un choque abierto de poderes, en un país ya agobiado por la crisis económica.

Lea también: Nicia Maldonado también impugna las elecciones: son nueve

La Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) recibió los recursos presentados el lunes y martes por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) contra legisladores electos en distintas regiones del país. De aceptarse las impugnaciones, la oposición perdería la mayoría calificada que obtuvo en los comicios legislativos del 6 de diciembre.

Las impugnaciones incluyen una medida cautelar y de suspensión, que dejaría sin efecto la elección de nueve diputados, por lo que no podrían asumir sus cargos el 5 de enero cuando se instale el nuevo Parlamento, en el que por primera vez en 17 años de gobierno socialista, los chavistas serán minoría, 55 contra 112 opositores.

RIESGO DE QUE IMPIDAN ASUMIR FUNCIONES

“El riesgo no es que la Sala Electoral anule las elecciones, pues en ese caso las elecciones se repiten. Y la nulidad puede que tarde un año. El riesgo es que pretenda impedir” que los diputados “ejerzan sus funciones a partir del martes”, afirmó el analista José Ignacio Hernández, profesor de prestigiosas universidades venezolanas.

Los analistas advierten que el incremento del conflicto político provocaría una crisis aun mayor que la de 2015, que cerrará con una inflación de 200%, la más alta del mundo, y una caída del PIB cercana al 20%, según cálculos privados, además de la aguda escasez de productos básicos que provoca tediosas filas en los supermercados.

“Resolver la crisis no se trata de izquierda o derecha. Se trata de racionalidad o irracionalidad económica (…). En la medida en que el gobierno impida totalmente el trabajo de la Asamblea, aumentará lamentablemente la probabilidad de conflicto y radicalización”, opinó Luis Vicente León, de la firma Datanálisis.

¡A LAS CALLES!

La acción del oficialismo desató una ola de reacciones en la oposición. El secretario ejecutivo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, envió este miércoles cartas a los representantes de la ONU, la Unión Europea (UE), la Organización de Estados Americanos (OEA) y los bloques regionales Mercosur y Unasur.

“El país, la región y el mundo están ante un intento de golpe de Estado Judicial contra la decisión del pueblo venezolano expresada en las mesas de votación”, subrayó en la misiva, y agregó que el oficialismo está “poniendo a decidir a magistrados que son al mismo tiempo jueces y parte”.

Los recursos fueron presentados pocos días después de que la saliente Asamblea Nacional, aún con mayoría chavista, designara a 13 nuevos magistrados titulares -y 21 suplentes- del TSJ, órgano que será árbitro en las disputas que se avecinan en el Parlamento.

“Venezuela no necesita más conflictos, ni choque entre poderes”, afirmó el dirigente opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles, quien señaló que “nuestros diputados no dejarán que otro poder obstaculice el mandato del pueblo”.

Sin mencionar las imputaciones, el presidente Nicolás Maduro acusó la noche del martes a la oposición de “jugar sucio” y aseguró que son investigadas “irregularidades” en los pasados comicios, como la “compra de votos”.

Maduro, que atribuyó la derrota a la “guerra económica” que atribuye a empresarios de derecha y que motivó un voto castigo de muchos chavistas, afirmó que no permitirá que la “contrarrevolución que ganó el 6 de diciembre” destruya los programas sociales.

CONSEJO POPULAR DE ESTADO

Como parte de un proceso de “renovación” del chavismo, anunció un congreso de movimientos sociales en enero para debatir medidas económicas y firmó un decreto ley que habilita al Consejo Popular de Estado, una iniciativa que se une al Parlamento Comunal, como forma de hacer contrapeso a una Asamblea dominada por la oposición.

“La base fundamental de la estrategia (oficial) estará en el TSJ, donde tiene más posibilidades de surfear. El Parlamento Comunal será más show”, estimó León, al señalar que esas dos acciones son parte del “blindaje institucional” del chavismo.

Mientras tanto, sube la temperatura en las calles de cara al 5 de enero. Torrealba invitó a sus seguidores a acompañarlos en la juramentación de los nuevos legisladores y a izar banderas venezolanas en las casas; mientras que el oficialismo llamó a una gran manifestación bajo el lema “Los de Chávez a la calle”.