“Ineptitud, extorsión, corrupción”: el caos en la FPO

"Este informe debería ser suficiente para intervenir a Petróleos de Venezuela", consideró Gustavo Coronel.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – “Los crímenes, las ineptitudes, las extorsiones, la corrupción, el despilfarro y total caos en el manejo por parte de la gerencia de PDVSA“, es parte de lo que el Cuerpo de Inspectores Socialistas documentó al hacer una visita a la Faja Petrolífera del Orinoco.

Gustavo Coronel publicó en su blog “Las armas del Coronel”, el informe completo y un análisis con sus principales hallazgos entre los que destaca: “Los inspectores dicen que los datos alimentados a las simulaciones de la Faja para calcular las reservas probadas de la Faja están errados, por cuanto la producción de los pozos en PetroMacareo y PetroUrica es apenas la cuarta o quinta parte de la utilizada para calcular las reservas. Esto es lo que yo he venido denunciando hace algunos años, es decir, que la certificación de reservas probadas en la Faja es fraudulenta“.

Además indicó que PDVSA y los diferentes ministerios llevan a cabo trabajos en la Faja “de manera totalmente desarticulada, sin que los unos sepan lo que los otros están haciendo. Ello ha llevado a que PDVSA suscriba docenas de contratos por su lado, a grandes costos innecesarios. Los gerentes entrevistados manifestaron desconocer cuales son los proyectos formulados, contratados o en ejecución. Un caos total”.

En su opinión, este informe debería ser suficiente para “intervenir a Petróleos de Venezuela, despedir a toda la Junta Directiva de inmediato, iniciar junto con la Asamblea Nacional y sus asesores, una investigación a fondo de la podredumbre existente en PDVSA, lo cual lleve al enjuiciamiento de los responsables pasados y presentes”.

“Lo que este informe indica es que PDVSA es una empresa podrida hasta la raíz, con una directiva y una gerencia ineptas cuando no corruptas hasta el tuétano y lo que es inaudito es que, después de estos hallazgos trágicos, el Informe termina por recomendar que el presidente de la república le dé a PDVSA una prórroga de hasta 5 años, hasta 2018, para que se lleven a cabo las inversiones prometidas para 2014. Esto sería la validación de la ineptitud y de la corrupción de PDVSA”, señaló.

A CONTINUACIÓN LOS PRINCIPALES HALLAZGOS

· Se inspeccionaron seis empresas mixtas: PetroCedeño, PetroMiranda, PetroUrica, PetroJUnín, PetroMacareo y distrito Junín Sur, además de la división Junín, el terminal de Almacenamiento José Antonio Anzoátegui y dos de los mejoradores de crudo pesado, los de PetroCedeño y PetroAnzoategui.


· Para comenzar con broche de oro los inspectores dicen que los datos alimentados a las simulaciones de la Faja para calcular las reservas probadas de la Faja están errados, por cuanto la producción de los pozos en PetroMacareo y PetroUrica es apenas la cuarta o quinta parte de la utilizada para calcular las reservas. Esto es lo que yo he venido denunciando hace algunos años, es decir, que la certificación de reservas probadas en la Faja es fraudulenta.


· La inversión extranjera en las empresas mixtas debía concretarse en 2014 y todavía no se ha hecho, por lo cual PDVSA no tiene los recursos necesarios para construir la infraestructura requerida. Esto demuestra que los anuncios de la directiva de PDVSA han sido engañosos y fraudulentos.


· PDVSA y los diferentes ministerios llevan a cabo trabajos en la Faja de manera totalmente desarticulada, sin que los unos sepan lo que los otros están haciendo. Ello ha llevado a que PDVSA suscriba docenas de contratos por su lado, a grandes costos innecesarios. Los gerentes entrevistados manifestaron desconocer cuales son los proyectos formulados, contratados o en ejecución. Un caos total.


· Todos los proyectos mayores, refinerías, mejoradores, oleoductos, termoeléctricas, terminales de embarque, se encuentran paralizados por falta de dinero. Ni siquiera hay dinero para contratar la ingeniería de detalle. Ninguno ha pasado de la ingeniería conceptual o básica, por lo cual la construcción está muy lejos en el tiempo.


· El 100% de los proyectos “contemplados en el Plan de la Patria” están paralizados por falta de recursos.


· La mayoría de los trabajos secundarios en progreso (los primarios no se están llevando a cabo) experimentan grandes variaciones de precios, debido a la falta de especificaciones técnicas precisas.


· Los administradores de los contratos no le hacen seguimiento a tales contratos por no estar situados en la zona donde se llevan a cabo los trabajos.


· La procura de materiales por Bariven es demasiado lenta, debido a burocracia, cancelación de contratos, abusos por parte de los contratistas y (infiero yo) posible corrupción.


· Existe una apreciable disminución de la capacidad de mejoramiento en el Complejo de Jose, con costos de producción muy por encima del precio de venta, lo cual está ocasionando grandes pérdidas a la Nación (esta información es de es de 2015, por lo cual ahora las pérdidas deben ser mucho mayores).


· Existe un deterioro generalizado de los mejoradores debido a pobre mantenimiento. Esto confirma nuestras denuncias sobre el pobre mantenimiento que ha llevado a explosiones trágicas en las refinerías, rotura de oleoductos con contaminación de ríos y lagos y a pérdidas operacionales importantes, lo cual ha llevado a PDVSA al bode de la quiebra.


· Hay severa contaminación ambiental debido al “colapso de los centros de tratamiento de fluidos”, al mal estado de los mejoradores y a las fallas en la disposición de aguas residuales.


· Una deficiente planificación de la parada mayor de la Planta de PetroCedeño generó un costo adicional de $600 millones ( me parece exagerado este costo, pero las pérdidas han debido ser cuantiosas, ya que la parada tomó casi un mes más de lo programado).


· Debido al mal mantenimiento en el desecho de sólidos esta planta de PetroCedeño se paró por 15 días adicionales, lo cual ocasionó pérdidas por unos $20 millones adicionales.


· Hay disminución de la capacidad de almacenamiento debido al mal estado de cuatro tanques, con una pérdida de capacidad de almacenamiento de 1,4 millones de barriles de petróleo.


· Existe una total inoperancia de la filial de PDVSA llamada Ingeniería y Construcción, lo cual significa que las ingenierías de detalle y la procura se están contratando por fuera.


· Hay retraso en los contratos de mantenimiento -óigase bien – entre Cuba y Venezuela, en los contratos de tanques de almacenamiento mayor en tanques de PDVSA Oriente, contratos que tienen un valor no claramente definido en la inspección pro que tienen atrasos de más de 1000 días (tres años!!), según reza en la página 16 del Informe. Cuando necesitamos nosotros a Cuba para mantener nuestras instalaciones petroleras?


· El retraso arriba mencionado ha deteriorado la estructura del terminal y su capacidad de manejo y despacho de petróleo.


· Ausencia de puestos de trabajo de funcionarios de metrología de Hidrocarburos, por lo cual no se verifican los despachos de crudo.


· Algo gravísimo, el sello de PDVSA fue hallado en manos del Capitán del buque Rio Caroní, lo cual le da a este capitán la facultad de certificar los despachos embarcados en el buque. Este “detalle” revela un estado de total descomposición en la organización.


· Ha existido incumplimiento de los planes de construcción de viviendas en la Gran Misión Vivienda, lo cual refuerza nuestra creencia de que las viviendas que anuncia el régimen son ficticias, una razón de más para certificarlas mediante una investigación criminal.


· Gastos excesivos en comida, transporte, refrigerios, hospedajes.


· Tiempo improductivo de taladros, un 39% del tiempo paralizados, en comparación a un estándar internacional del 10%.


· Paralización de la construcción de la Base Petroindustrial Socialista de Palital, la cual tiene un costo de quinientos millones de dólares y tiene a unos 132 trabajadores inmovilizados pero cobrando.


· La empresa china-venezolana de taladros está semi-paralizada mientras se siguen comprando taladros en el exterior y contratando empresas privadas para su mantenimiento, lo cual evidencia un gran despilfarro.


· En estas instalaciones paralizadas se encontraron materiales de la Gran Misión Vivienda, pertenecientes a CONSTRUPATRIA, los cuales estaban allí arrumbados desde 2012. Esta es evidencia adicional del gran caos y desperdicio de recursos que existe en esta empresa.


· Graves irregularidades en la empresa “Servicios Logísticos Petroleros Orinoco S.A. constituida por la empresa Corporación Venezolana del petróleo y la empresa Urbano Fermín C.A. Allí hay violaciones a los derechos de los trabajadores, equipos inutilizados, contratos irregulares de alquiler de equipos, etc. El Sr. Pedro Fernández, presidente de esa empresa se negó a dar información a los inspectores y llamó a un general del ejército y luego al SEBIN para que lo apoyaran.


· Múltiples contratos a la empresa CUFERCA en violación de los procedimientos de contratación existentes. Se mencionan seis de esos contratos dados a dedo.


· Hay funcionarios como Gustavo Malavé, quienes forman parte de las directivas de hasta 31 empresas. ¿Cómo puede atender sus obligaciones?


· Existe una acumulación de hasta 10000 toneladas de coque y 100000 toneladas de azufre en el Complejo mejorador José Antonio Anzoátegui.


· Pedro León. Gerente de la Faja, admite que la empresa Energy Coal, contratada para mantener equipos de los mejoradores no tenía experiencia alguna en hacer estos trabajos, lo cual llevó a contratar a… adivinen ustedes… a CUFERCA.


· Irregularidades en la contratación de viviendas para la Gran Misión Vivienda, con Energy Coal, un contrato de $126 millones, a un costo de mil dólares por metro cuadrado por vivienda. Este precio es una grosería, para viviendas modestas.


· La empresa Energy Coal subcontrató a SEARSLEAF, empresa que subcontrató a ALFAMAQ, ninguna de las cuales tenía experiencia en esta tipo de trabajo. ¿Qué es esto sino un robo descarado de los dineros de la Nación?


· A pesar de lo dicho arriba PDVSA contrató con SEARSLEAF por $67 millones la construcción de esas viviendas, empresa que subcontrató a una empresa venezolana la ejecución de las viviendas por no tener experiencia alguna. Las viviendas fueron entregadas sin cloacas u otros servicios.


· El contrato arriba mencionado fue pagado en dólares, a pesar de que la empresa que hizo el trabajo era venezolana, en bolívares.


· Existe extorsión generalizada en la División Junín, donde hay que pagar vacuna para permitir el desarrollo de labores rutinarias y se imponen cupos de empleos.


· Hay un uso indebido de recursos del Convenio China-Venezuela, empleados de PDVSA haciendo trabajos cobrados a empresas privadas utilizando la maquinaria de PDVSA. El 80% de esta maquinaria se encuentra inoperativa.


EL INFORME DE LOS INSPECTORES

INSPECCION a LA FPO – Inspectores Socialistas by alek_boyd