Inflación implícita en Venezuela es de 615%, según Steve Hanke

El régimen chavista, que actualmente tiene ya varios meses sin brindar datos de inflación, había anunciado que Venezuela había cerrado el 2014 con una tasa de 68,5%, que para ese entonces era la más alta del planeta.

Inflación implícita en Venezuela es de 615%, según Steve HankePese a contar con las mayores reservas petroleras del mundo, los venezolanos han quedado reducidos a hacer colas todos los días para poder adquirir los pocos productos disponibles en los supermercados. Crédito: Fernando Llano / AP Images
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Según el economista estadounidense Steve Hanke, la inflación en Venezuela durante los últimos 12 meses se ha ubicado en 615%, advirtiendo que la economía de ese país ya ha entrado “en una espiral de la muerte”.

Hanke, indicó que las medidas adoptadas por el Gobierno de Nicolás Maduro solo han servido para exacerbar la crisis, lo que ha conducido a una perversa dinámica que está acelerando aún más la que ya es la mayor inflación del mundo.

“La inflación implícita, que yo la estoy calculando todos los días, es de 615%. Esa es la verdadera inflación de Venezuela”, señaló un documento de El Nuevo Herald.

El cálculo de inflación de Hanke toma en cuenta la tasa de depreciación del bolívar en el mercado paralelo para medir el verdadero estado de los precios en una economía altamente distorsionada por los controles estatales.

Según Hanke, la fórmula de cálculo que él utiliza para medir la inflación venezolana, basada en la teoría sobre la paridad del poder adquisitivo, brinda una lectura mucho más veraz que la que solía aportar el Gobierno venezolano cuando anunciaba las fluctuaciones de su Índice de Precios al Consumidor.

Hanke explicó que la brecha entre la tasa de inflación real y la oficial se debe a los instrumentos de control de precio impuestos por Maduro.

Debido a ello, los precios de productos utilizados para calcular la inflación son “artificialmente bajos”, produciendo un efecto llamado por los economistas como “inflación suprimida”.

El régimen chavista, que actualmente tiene ya varios meses sin brindar datos de inflación, había anunciado que Venezuela había cerrado el 2014 con una tasa de 68,5%, que para ese entonces era la más alta del planeta.

Esa lectura, sin embargo, era mucho más baja que la tasa que realmente padecieron los venezolanos, que según los cálculos del profesor pudo haber sido tres veces más alta.

Categoría: Venezuela | Claves: Inflación