Ingresos petroleros cayeron 44% durante primer semestre

Ecoanalítica calcula que el Gobierno recibirá por exportaciones petroleras 42.000 millones de dólares en 2015, una merma de 36% con respecto al año anterior, lo que le ha generado al Gobierno un déficit de caja de casi 18.000 millones de dólares.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- 16.991 millones de dólares ingresaron a Venezuela por concepto de las exportaciones petroleras durante el primer semestre del año 2015, informó este miércoles el economista Asdrúbal Oliveros, quien afirmó que la cifra representa una caída de 44% si se compara con el mismo periodo del año anterior.

“Eso explica un poco el grave problema de la escasez y el desabastecimiento que hemos visto”, expresó durante la Agenda Económica de Ecoanalítica que se transmite todos los miércoles por Circuitos Éxitos.

El socio director de Ecoanalítica, empresa de análisis de entorno macroeconómico y planificación estratégica, informó que en el primer semestre la cesta venezolana de crudos promedió casi 50 dólares por barril, lo que representa una contracción de 49% en comparación con la primera mitad de año de 2014.

El riesgo de default en 2016 es bastante elevado porque el margen de maniobra del Gobierno será más limitado

Oliveros afirmó que el sector privado ha sido el más golpeado por el desplome de los precios del petróleo, que llevó al Gobierno a hacer ajustes que se reflejaron en un recorte de las importaciones en alrededor de 40%.

La caída de los precios también ha presionado los ahorros internacionales en divisas que cayeron en promedio 50 millones de dólares por día durante el primer semestre, apuntó.

Asdrúbal Oliveros calculó que el Gobierno recibirá por exportaciones petroleras 42.000 millones de dólares en 2015, una merma de 36% con respecto al año anterior. “El déficit de caja es de casi 18.000 millones de dólares”, precisó.

El economista descartó que el país caiga en default o impago de la deuda este año, pero aseguró que el riesgo para 2016 es bastante elevado. “El margen de maniobra del Gobierno será más limitado (…) cuánto más puede seguir recortando las importaciones y qué más activos puede vender. A eso se sumará una crisis política por el desenlace de las elecciones parlamentarias”, agregó.