eluniverso

Inhibidos

Han preferido desconocer lo que es la esencia de su quehacer y llevarnos a un país en el que los legisladores se abstienen de legislar.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Universo). Ante las manifestaciones de descontento por la presentación de dos proyectos de Ley a la Asamblea, uno de ellos con carácter de urgente en materia económica, el presidente anunció que para lograr el ambiente de paz que se requiere para recibir al papa los retiraría temporalmente, pero se reservaría la posibilidad de enviar otros similares.

Sin embargo, los proyectos ya habían sido recibidos por la Asamblea y enviados a la Comisión correspondiente. Cuando se trata de un proyecto de urgencia en materia económica, la Asamblea debe aprobarlo, modificarlo o negarlo dentro de un plazo de 30 días; si no lo hace, el presidente lo promulgará. Esto es lo que dice la Constitución y en derecho público solo se puede hacer lo que está previsto en la ley. De manera que si se quiere actuar atendiendo la voluntad del mandatario de postergar la decisión, solo cabe negarlo y esperar un año.

Sin embargo, la Comisión de lo Económico resolvió inhibirse de seguir tratando estas leyes, figura que no consta en la Constitución. Inhibirse significa abstenerse, dejar de actuar, echarse fuera de un asunto o abstenerse de entrar en él y tratarlo. Es decir, por alguna razón no dicha, han preferido el absurdo de desconocer lo que es la esencia de su quehacer y llevarnos a un país en el que los legisladores se abstienen de legislar. Mientras tanto, los plazos siguen su marcha y aunque la intención no sea permitir que entren en vigencia por el ministerio de la ley, este hecho causa inseguridad en la ciudadanía

Categoría: Opinión