Inmigración: Gobierno no apelará a la Corte Suprema

El departameto de Justicia decidió continuar la batalla legal y demostrar la constitucionalidad de la orden ejecutiva de Obama sin recurrir a una instancia superior.

Inmigración: Gobierno no apelará a la Corte SupremaEl departamento de Justicia decidió no apelar fallo de la corte ante la instancia superior y continuará en la batalla legal que podría tardar varios meses.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(washington, Estados Unidos. VOA)- El departamento de Justicia dijo en un comunicado que no apelará la decisión de una corte del 5to. Circuito que decidió no levantar el bloqueo a la orden ejecutiva sobre inmigración.

Tras el anuncio se barajaron dos posibilidades apelar la decisión ante la misma corte o llevar la petición a una instancia superior.

No ocurrió ni lo uno ni lo otro, el gobierno estadounidense decidió esperar a que se clarifique la batalla legal en las cortes menores donde actualmente se discute sobre la constitucionalidad de la orden ejecutiva anunciada por el presidente Barack Obama que ofrecería un alivio migratorio a por lo menos cinco millones de indocumentados.

   URL

Inmigrantes protestan en Estados Unidos. Crédito: AP Photo/Mary Altaffer

Según los analistas esta lucha legal podría extenderse por un año o más por lo que el tiempo es crucial es estos momentos. Para el profesor de leyes Stephen H. Legomsky de la universidad Washington de St. Louis “si el proceso se arrastra por más tiempo, hasta el verano de 2016 su implementación será sumamente difícil”.

En un comunicado funcionarios del departamento de Justicia dijeron que estaban en desacuerdo con la decisión de la corte de apelaciones que continúa bloqueando las acciones sobre inmigración anunciadas por Obama. Pero, al mismo tiempo dijeron que pelearán sobre los méritos del programa en vez de presionar por un permiso para implementarlo de inmediato.

Texas presentó una demanda contra el presidente Obama el año pasado acusándolo por excederse en sus funciones y no seguir el apropiado procedimiento para establecer nuevas reglas de inmigración. A la demanda se unieron 25 estados que no reconocen la orden ejecutiva del presidente Obama que extiende el programa DACA, para jóvenes indocumentados traídos por sus padres a EE.UU. y activa en plan DAPA que beneficia a padres de hijos ciudadanos o residentes.

A través de estos programas los beneficiarios obtienen un permiso de trabajo y la detención de órdenes de deportación, pero no facilita un camino a la residencia legal ni a la ciudadanía estadounidense.