Intentan devolver el enfoque petrolero a una Pdvsa “debilitada por el chavismo”

Un reporte del diario The Wall Street Journal, refiere que el gobierno de Nicolás Maduro "apela a su gallina de huevos de oro": la industria petrolera, Pdvsa, para poder enfrentar la delicada situación de la economía, dependiente de la venta del hidrocarburo.

Intentan devolver el enfoque petrolero a una Pdvsa “debilitada por el chavismo”Para 1998 la producción era de 3,28 millones de barriles diarios, pero para 2014 había caído a 2,79 millones. Crédito: Pdvsa
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Ante una crisis marcada por una elevada tasa de inflación, la más alta de América Latina, y una fuerte escasez de dólares por la caída de 50% en los precios del petróleo, el gobierno de Nicolás Maduro “apela a su gallina de huevos de oro”: la industria petrolera, Pdvsa, para poder enfrentar la delicada situación de la economía, dependiente de la venta del hidrocarburo.

Así lo reseña un reportaje de The Wall Street Journal, que habla de una estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) “debilitada por el chavismo”, a la que tratan de devolverle el enfoque en el petróleo.

El diario estadounidense señala que la empresa, que fue una de las principales petroleras del mundo, está afectada no solo por el desplome de los precios del crudo en los mercados internacionales y una menor producción, sino que también está en mal estado. Sus instalaciones “son decrépitas” y la fuerza laboral ha sido “inflada, se ha triplicado en los más de 16 años” desde que el fallecido Hugo Chávez asumió el poder.

Además, el reporte se refiere a la gestión de Rafael Ramírez, expresidente de la estatal por más de 12 años, quien “dedicó más de 230.000 millones de dólares en ingresos para pagar programas sociales y contribuir a fondos de desarrollo fuera del presupuesto, según reportes anuales de la empresa”.

Esa política de activismo social estuvo financiado por altos precios del petróleo que superaron el piso de los 100 dólares por barril, que “ayudó a impulsar la popularidad del gobierno, pero que dejó a la empresa en mal estado”. Pdvsa, durante más de una década, ha funcionado como una entidad política y también empresarial, señala The Wall Street Journal.

Para 1998 la producción era de 3,28 millones de barriles diarios, pero para 2014 había caído a 2,79 millones de barriles, según cifras de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos, muy lejos de los seis millones de barriles al día que la empresa tiene como meta alcanzar para 2019, reseña el diario.

Además, la red de refinerías de la estatal “que alguna vez fue sólida” se ha visto ensombrecida por accidentes frecuentes. Import Genius, un servicio que hace seguimiento a datos de envíos, registró un aumento de casi cinco veces en el gasto de Venezuela en 2014 para importar productos refinados.

Del Pino, ¿Una señal de cambio?

El rotativo señala que la designación Eulogio Del Pino, un ejecutivo que estudió en la universidad estadounidense de Stanford, como presidente de Pdvsa, fue considerada una señal de cambio luego de años de acusaciones de corrupción durante la gestión de Ramírez.

Desde su nombramiento en septiembre de 2014, Del Pino “ha intentado enderezar el rumbo de la empresa”. “Esta situación es difícil, pero vamos a superarla”, dijo a trabajadores en un discurso este año. “Esto es parte de una guerra”, agregó.

Aunque el ejecutivo no lo dice, el sentido de su gestión es devolverle a la empresa su enfoque en el petróleo y atraer a inversionistas para conseguir los 247.000 millones de dólares en inversión que Pdvsa dice que necesita entre 2016 y 2019. Gran parte del dinero iría a la faja del Orinoco, la zona de crudo pesado a la que Venezuela apuesta su futuro.

Algunos socios pueden invertir en proyectos directamente en lugar de hacerlo a través de un intermediario de Pdvsa, y les están prometiendo acceso directo a las ganancias por ventas de petróleo a través de cuentas en otros países. Y una tasa de cambio preferencial para las petroleras mantiene los costos de producción por debajo de US$10 el barril, lo que hace que los proyectos sean atractivos pese a la caída de los precios, dicen personas cercanas a la empresa, reseña el diario estadounidense.

Sin embargo, Del Pino no ha logrado dar “tranquilidad a los inversionistas que recuerdan su rol como vicepresidente de Pdvsa durante la gestión de Ramírez”. Así lo indicó Rafael Quiroz, un consultor petrolero y ex asesor de Pdvsa al rotativo. “Eulogio tiene su parte de responsabilidad en esa gerencia que tuvo muchas fallas”, expresó.

Categoría: Economía Venezuela | Claves: Pdvsa Petróleo Venezuela