Intentaron usar ambulancia de Pdvsa para traficar droga en Delta Amacuro

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Un analista de balance y distribución de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) su expareja e hija fueron acusados por el tráfico 46 panelas de marihuana en una ambulancia de la estatal petrolera.

Según reseña nota de prensa, el Ministerio Público acusó al analista de balance y distribución de Petróleos de Venezuela S.A. Industrial (Pdvsa), Carlos Alberto Hernández Allen (46); su expareja Frines Eufemia Gil Márquez (40) y su hija , Paola Carolina Sánchez Gil (25) por su presunta responsabilidad en el tráfico de 46 panelas de marihuana, incautadas el 27 de febrero de este año en el punto de control “El Cierre”, ubicado en Tucupita, estado Delta Amacuro.

En horas de la tarde del citado día, la expareja se trasladaba en una ambulancia identificada con logotipos de la empresa estatal, cuando funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) le solicitaron al conductor (Hernández Allen) que se estacionara a un lado de la vía para efectuar una revisión de rutina.

En ese momento, los efectivos castrenses inspeccionaron el vehículo, en el que hallaron dentro de dos maletas 46 panelas de marihuana que totalizaron 22 kilos con 631 gramos.

Por esta razón, Hernández Allen y Gil Márquez fueron aprehendidos y puestos a la orden del Ministerio Público.

Posteriormente, el 29 de febrero de este año, la joven de 25 años fue detenida en su residencia ubicada en el sector Tipudo, en Maturín, estado Monagas, por su presunta vinculación con el hecho.

Los fiscales 2ª y 6° de ese estado, Romelys Malpica y David Aumaitre, respectivamente, acusaron a las tres personas por la comisión del delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en la modalidad de transporte, y asociación para delinquir.

Adicionalmente, Hernández Allen fue acusado por el delito de peculado doloso.

Hernández Allen permanece recluido en el Centro de Coordinación y Reguardo Guasina, y Gil Márquez en la sede de la policía regional. Sánchez Gil está bajo arresto domiciliario, pues se encuentra en periodo de lactancia materna.

Además, los fiscales solicitaron a la referida instancia judicial que se mantenga la prohibición de enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles de los presuntos involucrados, y la inmovilización de sus cuentas bancarias.