eluniverso

Interpretaciones

Se habla de que se ha convocado a un gran diálogo, pero todo parece indicar que unos y otros no entienden lo mismo, ni esperan las mismas características de esa conversación.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Universo)- El primer acuerdo al que debemos llegar en el Ecuador es el relacionado con el significado de las palabras, porque a veces tenemos la sensación de que hablamos de realidades diferentes cuando nos referimos a nuestro país y a lo que en él sucede.

A propósito del debate sobre las marchas de protesta contra el régimen que hubo en la Asamblea, se oyó a un legislador decir que “no es la ciudadanía la que está reclamando la salida de Correa”, entonces ¿qué son las concentraciones de personas que han salido en distintos lugares del país? La ciudadanía es el conjunto de ciudadanos de un pueblo o nación; así pues, los que han salido a protestar contra el Gobierno, igual que los que han salido a respaldarlo, son ciudadanía. Se habla de que se ha convocado a un gran diálogo, pero todo parece indicar que unos y otros no entienden lo mismo, ni esperan las mismas características de esa conversación. Para unos, el diálogo es abierto, sin muros, sin cercas, como lo indica la palabra; para otros, la cerca impide que participen quienes ellos consideran que no deben hacerlo.

Estas interpretaciones diferentes nos mantienen ocupados, discutiendo si las protestas son símbolos desestabilizadores del sistema democrático o no, mientras los diversos temas que las originan y que convocan a diferentes sectores de la ciudadanía no reciben respuestas o planteamientos concretos, que serían la mejor forma de evitarlas.

Categoría: Opinión