Investigan a la empresa española que pagó $50 millones a Nervis Villalobos

Un portavoz de Duro Felguera no niega el contrato con Villalobos, pero sí que sea irregular.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Autoridades españolas investigan al presidente de la organización Duro Felguera, por presunto lavado de dinero desde el Banco Madrid, según una investigación del diario El Mundo.

Entre los clientes de la empresa y su presidente Ángel Antonio del Valle, figura Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía de Hugo Chávez.

Lea también: El escándalo de corrupción que enloda a Nervis Villalobos, exviceministro chavista

El Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac), considera que en el lavado de capitales, se han manejado al menos 1.500 millones de dólares, entre el comisionado y la empresa.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO COMPLETO:

La Fiscalía Anticorrupción investiga al actual presidente de Duro Felguera, Ángel Antonio del Valle, como principal responsable de una presunta mordida chavista en Venezuela. Según aseguran a EL MUNDO fuentes de la investigación, Del Valle se perfila como impulsor de la contratación como comisionista de un ex viceministro del régimen de Hugo Chávez para amarrar un enorme contrato en el país.

PUBLICIDAD

La investigación comenzó tras un informe del Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) sobre clientes de Banco Madrid que, según destapó EL MUNDO el 20 de marzo de 2015, incluye entre los clientes de la filial española de Banca Privada de Andorra a Nervis Villalobos. Fue ex viceministro de Energía de Hugo Chávez al que Duro Felguera contrató por 50 millones de dólares por presuntos servicios de consultoría en los que sólo hacía informes “orales”.

El Sepblac consideró que había indicios de “blanqueo de capitales” en Banco Madrid por parte de Villalobos. Anticorrupción va más lejos e investiga un cohecho internacional por parte del presidente de la empresa española, ya que considera clave al comisionista chavista para que Duro Felguera amarrara un contrato de 1.500 millones de dólares.

INVESTIGACIONES EN MARCHA

La Fiscalía aún está practicando diligencias y ha tomado declaración al actual presidente de Duro Felguera en calidad de investigado a título personal. Del Valle era en el momento de los hechos consejero delegado. Aún no ha presentado querella contra él, pero las fuentes consultadas la consideran probable.

Un portavoz de Duro Felguera no niega el contrato con Villalobos, pero sí que sea irregular: “Se trata de un contrato normal y formalizado legalmente”. No obstante, el presidente investigado ha contratado los servicios del despacho Uría y Menéndez para defenderse. Confía en el archivo de la causa, pero prepara su defensa en caso de que se produzca finalmente la querella contra él. Ángel Antonio del Valle es yerno del principal accionista de la histórica empresa asturiana, Gonzalo Álvarez Arrojo.

Según el informe del Sepblac, el contrato alcanzó “un total de 50 millones de dólares, si bien los honorarios se fijan globalmente en un 5,5% de comisión del contrato de adjudicación”. Villalobos solo tenía que ofrecer “información generalmente de forma oral, pudiendo también confeccionarse informes escritos si se estimase necesario”, según el contrato de media docena de folios firmado con la cotizada española.

Según declaraciones recogidas por la Fiscalía, el contrato original de consultoría en Venezuela, en 2008, no era con Villalobos, sino con Técnicas Reunidas Terca. El 4 de mayo de 2009, fue adjudicada a Duro Felguera la Central Termoeléctrica de Ciclo Combinado de 1.080 megavatios, conocida como el proyecto Termocentro. Posteriormente, Terca cedió gratuitamente su contrato a Ingeniería Gestión de Proyectos de Energía (Ingespre), de Nervis Villalobos. El entonces director de Energía de Duro Felguera se resistió a este cambio de consultor y, por este motivo, entre otros, abandonó el grupo asturiano, según su testimonio; pero el entonces consejero delegado y actual presidente lo consideró clave para amarrar y cobrar el fabuloso contrato en Venezuela.

Esta extraña secuencia es considerada sospechosa de cohecho por Anticorrupción que ha recabado datos en los que la obra de Termocentro precisaba intervención directa de Chávez, por lo que se hacía necesaria la complicidad de algún dirigente muy próximo a él. 

Ingespre es una empresa venezolana propiedad de Nervis Villalobos y su esposa Milagros Coromoto Torres. Además del matrimonio, también son clientes de Banco Madrid dos sociedades de su propiedad en las Islas Vírgenes y en Madeira, llamadas Kingsway Holdings Overseas y Kingsway, respectivamente.

El Sepblac critica la actuación de Banco Madrid en el caso, por no considerar extraño un cambio de contrato de consultoría tan importante. Según la investigación, Villalobos movía dinero sin control en la filial española de BPA donde disponía de tres millones de euros. El venezolano ha tenido que declarar también ante la Fiiscalía.

En abril de 2012 transfirió dos millones de dólares a Miami y en marzo de 2014 Banco Madrid le prestó un millón de euros para comprar una vivienda en España con pignoración de acciones de la sociedad en las Islas Vírgenes.

Categoría: Mundo | Claves: Empresas España Lavado de dinero