Israel, otra opción cada vez más popular para los venezolanos que emigran

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- No es solo Estados Unidos o los países latinoamericanos una opción para jóvenes y adultos profesionales venezolanos donde emigrar. Israel se ha convertido en el destino de algunos venezolanos que han observado en este país una nueva oportunidad para rehacer sus vidas.

En un estudio de la Universidad Central de Venezuela, del cual hizo referencia el medio Miami Herald, se estimó que alrededor de un millón y medio habían abandonado su país natal para el 2015, con destino a Estados Unidos y España, reseñó Infobae.

En comparación, la emigración a Israel es diminuta, pero llama la atención en principio por la ruptura de relaciones diplomáticas entre ambos países -Caracas habría roto los lazos con el país oriental en 2009 por la guerra en Gaza- y también la enorme diferencia en el idioma y las costumbres.

Como ocurre en todos los casos de inmigración para Israel, las puertas son abiertas para todo aquel que pueda probar su devoción por la religión judía, bien sea por lazos de sangre o conversión. En este sentido, el Estado ofrece numerosos incentivos, desde ayuda financiera hasta cursos gratuitos del idioma hebreo.

Sin embargo, el Gobierno muestra una conducta abiertamente hostil hacia Venezuela, aunado a ello, se ha registrado en Caracas ataques a instituciones judías, sin contar con la estrecha relación entre el país suramericano con Irán, uno de los principales enemigos de Israel.

La situación en Venezuela es complicadísima para todos, y por supuesto para la comunidad judía. La Agencia Judía está atenta y cercana a la comunidad judía en Venezuela”. Pero, teniendo en cuenta la volatilidad del conflicto, “hacemos la menor cantidad posible de declaraciones al respecto”, señaló Igal Palmor, vocero de la Agencia Judía (o Sojnut, en hebreo), la organización con base en Jerusalén que gestiona los procesos migratorios hacia Israel.

A pesar de la falta de información del Estado israel, que no ofrece cifras oficiales de inmigración por país, datos informarles afirman que al menos 48 venezolanos llegaron entre enero y julio de este año.

TESTIMONIOS

“Llegué hace tres meses. Nunca en mi vida pensé que iba a venir a Israel”, confesó Guillermo Anderson Benaim, uno de los inmigrantes recién llegados desde Caracas. Tiene 26 años y es biólogo, ahora residenciado en Haifa y donde realiza un curso intensivo de hebreo.

“A mí me despidieron del trabajo un martes, por problemas de dinero, en una ONG de preservación de la naturaleza. Después de hacer el miércoles el luto por el empleo perdido, el jueves ya estaba abriendo carpeta de aliá”, la palabra hebrea que significa “subida” pero también mudarse a Israel.

De acuerdo con Guillermmo, “buscar empleo nuevo en Venezuela es una cuestión muy difícil, no hay dinero, no hay trabajo. En promedio, el venezolano perdió el año pasado ocho kilos, yo perdí cuatro, y aquí los recuperé, aunque sigo súper flaco”.

Como el caso de Guillermo, llegó Marilyn Annicchiarico de 34 años de edad y licenciada en Periodismo, su objetivo era Estados Unidos, pero luego de ahorrar el dinero, le negaron la visa. “Podría haber vuelto a España, adonde hice una maestría, porque tengo pasaporte comunitario, pero me dije: Israel es un país joven, adonde hay muchas cosas para hacer”, narró.

“Me enteré de todos los beneficios que el gobierno de Israel otorga a los inmigrantes menores de 35 años, me pregunté qué voy a hacer yo como ciudadana de cuarta en Estados Unidos si aquí voy a ser un ciudadano como cualquier otro, salvo la barrera idiomática”, agregó Marilyn.

Para Eduardo Milman, de 30 años, el detonante para tomar la decisión de viajar fue la crisis económica que enfrenta Venezuela. El licenciado en computación llegó en 2016 convencido de los cambios positivos pero además de su creencia religiosa, pues pertenece a una rama del judaísmo muy compenetrada con Israel.

“Los mejores años de mi vida los pasé en Venezuela, los peores también. Ahora, Israel para mí es mi nueva casa, y espero que vengan los mejores momentos”, dijo Eduardo.

En medio de la inmigración de venezolanos a Israel, simultáneamente surgió una organización liderada por un controvertido rabino estadounidense que impulsa los viajes a este país con un perfil muy alto, brinda información en alta voz y reparte a los medios de comunicación emotivas fotografías de familias recién arribadas al aeropuerto Ben Gurión.

Esas fotos e historias, como era de esperarse, despertaron la atención de los periódicos israelíes.

La International Fellowhsip of Christians and Jews (IFJC por su sigla en inglés, o Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos), de acuerdo a una gacetilla de prensa de su página web, promovió la llegada de 153 ciudadanos del país caribeño en los últimos 18 meses.

La Fellowhsip es popular por su intensa labor en recolección de fondos que solicita a través de fotos, videos y folletos con ancianos y niños en países donde la población judía podría estar en peligro.

Anteriormente, el foco de atención de la Fellowhsip era Ucrania. Sin embargo, tras la ola de emigración de Venezuela, ha abierto un hotline para que las posibles potencias puedan comunicarse con ellos.

“La comunidad judía de Venezuela se siente cada vez más amenazada y la gente está sufriendo económicamente. Cada vez más venezolanos nos están pidiendo poder empezar una nueva vida en Israel, y nosotros le prometemos que los ayudaremos y que estaremos con ellos en cada paso de ese camino”, señaló en aquella gacetilla el rabino Yechiel Eckstein, fundador de la Fellowship.

Por otra parte, el trabajo de la organización ha suscitado enojo en las autoridades de Jerusalén. Como ejemplo, el pasado julio arribaron de la mano de Fellowship ingresaron en general personas adultas o familias con hijos pequeños, muchos no profesionales y necesitados de una ayuda extra.




Categoría: Venezuela | Claves: Israel