Jacobson, “preocupada” por el traslado

La esposa del opositor detenido, Patricia de Ceballos, responsabilizó al presidente Nicolás Maduro de la integridad física de Ceballos, a quien le raparon la cabeza y le entregaron tres uniformes amarillos, según adelantó el concejal Alfredo Jimeno

Jacobson, “preocupada” por el trasladoCrédito: Yuri Gripas / Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) La secretaria de Estado adjunta de EE UU para Latinoamérica, Roberta Jacobson, expresó el sábado su preocupación por el traslado del opositor Daniel Ceballos a una cárcel para presos comunes en San Juan de los Morros, en el estado Guárico.

“Preocupada porque han trasladado a Daniel Ceballos a una cárcel lejana sin aviso. Los derechos humanos deben respetarse en Venezuela. Ceballos fue trasladado sin una orden judicial. Venezuela debe liberal a los presos políticos”, escribió la funcionaria en su cuenta en Twitter.

Ceballos, detenido en marzo de 2014, fue condenado a 12 meses de prisión ya cumplidos por desacato a una medida cautelar del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que obligaba a las autoridades municipales a impedir la colocación de barricadas durante las protestas de principios de ese año.

Sin embargo, el TSJ informó de que continuaría preso “por la causa judicial que se le sigue por rebelión y agavillamiento (asociación para delinquir)”, relacionada también con esas jornadas de manifestaciones antigubernamentales.

El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, informó al respecto que constató el buen estado de salud de Ceballos y que informó de esto a la esposa del opositor, hoy Alcaldesa de San Cristóbal. Explicó además que no fue recluido en la Penitenciaría General de Venezuela (PGV), sino en un nuevo lugar de detenciones llamado “Centro para Procesados 26 de Julio”.

Los hechos violentos registrados durante las protestas antigubernamentales entre febrero y junio de 2014 ocasionaron la muerte de 43 personas entre oficialistas, opositores y personas sin filiación política.