Jeb Bush carga contra la política de Obama sobre Irán y Cuba

El discurso de Bush, quien todavía no ha oficializado su candidatura, se centró de nuevo en la política exterior.

Jeb Bush carga contra la política de Obama sobre Irán y Cuba Bush hizo un llamado al “fortalecimiento militar” del EE UU. Crédito: Gary M Williams / EFE
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Miami, EE UU. EFE).- El exgobernador de Florida Jeb Bush, que se perfila como candidato a la Presidencia de EE.UU. por el partido republicano, aseguró hoy que los únicos dos países que “han mejorado” con la política exterior del mandatario Barack Obama han sido “Cuba e Irán”.

Bush protagonizó en Miami (EE.UU.) un nuevo acto público desde que en enero anunció su intención de “explorar” sus posibilidades como candidato a la Casa Blanca en las elecciones de 2016.

“Necesitamos líderes que reconozcan que la presencia de EE UU en el mundo no es peligrosa”

Vestido de guayabera blanca, en compañía de su esposa, la mexicana Columba, y en un vecindario donde predominan los cubanos, el político republicano aseguró que Obama ha fallado a la hora de “apoyar a la gente que está siendo perseguida”.

“Necesitamos líderes que reconozcan que la presencia de Estados Unidos en el mundo no es peligrosa sino, que de hecho, es necesaria”, señaló el hermano del expresidente George W. Bush (2001-2009).

En compañía de la “vieja guardia”, como llamó en español a políticos conservadores reconocidos en la región”, entre ellos el excongresista cubanoamericano Lincoln Díaz-Balart, el menor de los Bush hizo un llamado al “fortalecimiento militar” del país.

“Los terroristas islamistas están creando una gran inestabilidad no solo en la región, sino en nuestro país. Son una gran amenaza”, expresó durante el evento de recaudación de fondos celebrado en la ciudad de Sweetwater, en el oeste del condado Miami-Dade.

“Cuando nosotros somos fuertes el mundo está más seguro”, manifestó Bush, quien resaltó que “la paz a través del fortalecimiento es lo que ofrece seguridad”.

El republicano ha sido muy crítico ante la restauración de los lazos diplomáticos con Cuba, anunciada en diciembre pasado por el presidente Obama, un gesto que consideró como un “paso en falso”.

El discurso de Bush, quien todavía no ha oficializado su candidatura, se centró de nuevo en la política exterior, como lo ha hecho en las últimas semanas a lo largo del país, y desde el pasado fin de semana en compañía de su esposa Columba.

El aspirante a la Casa Blanca en 2016 se recupera apenas de una de sus peores semanas, en la que tuvo que retractarse de una respuesta sobre la legitimidad de la guerra en Irak de 2003.

Bush señaló la semana pasada que ahora (cuando se sabe que el régimen de Sadam Hussein no poseía armas de destrucción masiva en Irak) él hubiera ido a la guerra como lo hizo su hermano, el entonces presidente George W. Bush.

Pero días después tuvo que aclarar ante la presión de los medios que “no hubiera entrado en la guerra, sabiendo lo que sabemos ahora”.

Hoy, en la reunión en el Centro Juvenil Jorge Mas Canosa, que honra al influyente líder del exilio cubano fallecido, la fiesta estuvo libre de tensiones, en medio de la música de salsa que solo fue interrumpida durante las breves palabras del exgobernador.

Bush aprovechó también para criticar el “incremento” de impuestos durante el actual Gobierno y reiterar la necesidad de arreglar un sistema de inmigración “que no funciona”, sin ofrecer más detalles.

El republicano aprovechó también para resaltar su vida en familia, el amor por sus nietos y la inseparable compañía de su esposa Columba durante 41 años de matrimonio, que fue “amor a primera vista” cuando la conoció en la ciudad de León, en el estado de Guanajuato.

Columba, quien no habló durante el evento comenzó, este fin de semana su actividad en Instagram y Twitter, con el fin de conquistar a los “milenos hispanos” que, según los analistas, son usuarios habituales de las redes sociales.

“Será un placer platicar con todos uds. por las redes sociales!” escribió en Twitter el viernes pasado, en una cuenta en la que destaca que trabajará contra la violencia doméstica y la drogadicción.

Hasta ahora, seis republicanos han anunciado formalmente su intención de aspirar a la candidatura presidencial del partido: los senadores Rand Paul, Ted Cruz y Marco Rubio, además del exgobernador Mike Huckabee, el neurocirujano retirado Ben Carson y Carly Fiorina, exconsejera delegada de Hewlett-Packard.