Juan Gabriel “interpretó como nadie” la idiosincrasia mexicana

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La reconocida periodista mexicano-americana del canal Americateve, Diana Montaño, conversó con Sumarium Radio sobre la desaparición física de Alberto Aguilera Veladez, mundialmente conocido como Juan Gabriel.

Montaño expresó que se ha perdido a un emblema de la mexicanidad, un individuo que como nadie interpretó la idiosincrasia del mexicano. Recordó que el desaparecido cantautor compuso más de 1.800 canciones, convirtiéndose en “la metáfora viviente del sentimiento mexicano”, como lo señaló el escritor Enrique Krause. “Esa fragilidad del mexicano de a pie que ama, sufre, le canta a la vida, a la Virgen de Guadalupe. Era un hombre muy orgulloso de su patria. No en vano su última gira en la cual muere, se llamó ‘México lo es todo'”.

Sobre el origen de Juan Gabriel, la periodista relató que nace en Michoacán en 1950 en una familia de campesinos y fue el hijo número 10. El padre enloquece tras perder una cosecha y luego de ser internado en un hospital psiquiátrico nunca más se supo del él. La madre quedó sola con sus hijos y se muda a Ciudad Juárez donde empieza a trabajar en una casa, y ante la imposibilidad de tener consigo al pequeño Alberto, lo internan en un orfanato. En él conoce a un profesor de nombre Juan Contreras que se convirtió en una figura paterna, y dado que su padre biológico se llamaba Gabriel, cuando se lanzó a la vida artística asumiría el nombre Juan Gabriel. Al salir del orfanato vive en la calle, y comienza a cantar en bares y en el Noah Noah, un conocido bar en el que conoce al gran compositor José Alfredo Jiménez, quien será una suerte de padrino artístico.

La periodista también hizo alusión a la decisión de Juan Gabriel a los 18 años de trasladarse a Ciudad de México creyendo que iba rumbo a iniciar su vida artística, pero donde lo involucran en un robo cayendo preso en una peligrosa cárcel mexicana durante 18 meses. Otro duro momento que marcará su vida pero tras el cual, al salir de la cárcel en 1971 lo impulsará a grabar su primer éxito “No tengo dinero”. Después de esa canción vendrán muchas otras inolvidables como “Lágrimas y Lluvia”, “La Diferencia”, y “Amor Eterno”, canción esta última que compuso estando en un concierto en Acapulco, al enterarse de la muerte de su madre, a “la cual define el momento de profundo dolor por el que estamos pasando todos los mexicanos y latinoamericanos”, añadió Montaño.

Para Montaño, Juan Gabriel es comparable con artistas icónicos de EE.UU. como Frank Sinatra o Michael Jackson, pero del lado mexicano solo es comparable con Pedro Infante, porque son los únicos dos artistas mexicanos que han logrado realmente representar la esencia del mexicano.