Otro Juez anuló de forma cautelar la designación de Lula como ministro

El juez señala que Rousseff podría haber incurrido en un delito de "responsabilidad" al nombrar a Lula

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Brasilia, Brasil. AFP).- Un tribunal brasileño anuló el jueves una medida cautelar que bloqueaba el nombramiento de Luiz Inacio Lula da Silva como ministro, pero el expresidente seguirá sin asumir en espera del resultado de una apelación ante otro juzgado.

El Tribunal Regional Federal (TRF), de segunda instancia, acogió la apelación del gobierno y revocó la medida de un juez de Brasilia que suspendía la designación de Lula como jefe del gabinete de la presidenta Dilma Rousseff por considerar que ésta obedecía al intento de protegerlo de la justicia ordinaria que lo investiga por presunta corrupción el el escándalo de Petrobras.

“La decisión interfiere sobremanera en las atribuciones del jefe del Poder Ejecutivo de nombrar y destituir a los ministros del Estado, en nítida injerencia jurisdiccional en la esfera de otro poder”, argumentó el presidente del TRF de la región que incluye Brasilia, Cándido Ribeiro.

Otro recurso para bloquear la asunción de Lula fue concedido en la justicia federal de Rio de Janeiro.

La jueza Regina Formisano estimó que el intento de “blindar” a Lula en un ministerio “hiere de muerte el principio constitucional del juez natural y el sistema jurídico brasileño”.

La Abogacía General de la Unión (AGU), que defiende al Estado y apeló el recurso en Brasilia, no respondió a los llamados de la AFP para conocer las acciones para combatir esta nueva cautelar.

El nombramiento de Lula le procura fueros especiales, y solo puede ser procesado por la Corte Suprema, evitándole comparecer ante el juez Sergio Moro, que lleva la causa sobre el fraude la petrolera.

Lula fue nombrado jefe del gabinete en un momento en que Rousseff dice necesitarle más que nunca para combatir los embates de un proceso de destitución que ya comenzó en el Congreso.

Pero la crisis arreció el miércoles cuando Moro liberó el audio de una conversación interceptada entre Lula y Rousseff, en la que la mandataria le informaba que le enviaba el decreto de su nombramiento para que pueda “usarlo en caso de necesidad”.

Investigadores estiman que la presidenta quería proteger a Lula de una eventual orden de prisión.