El kirchnerismo venció cómodo a la oposición

“Se juntó toda la oposición para darle una embestida al gobernador, pero el resultado demuestra que los chaqueños no son tontos”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Buenos Aires, Argentina. El Clarín).- Desgastado luego de su paso por la Jefatura de Gabinete, Jorge Capitanich debió replegarse en su pago chico con la intención de retener el poder territorial.

Anoche lo lograba: en las PASO que se llevaron a cabo ayer en Chaco, el frente kirchnerista que lidera el actual gobernador se impuso por amplia diferencia sobre la coalición opositora conformada por la UCR, el PRO, el Frente Renovador, la Coalición Cívica y el GEN. Con los datos actualizados a las 6.07 de hoy, el oficialismo llegaba a 59,62% de los votos y la principal fuerza de la oposición retenía el 37,41% en toda la provincia.

En la capital chaqueña, donde Capitanich se presentó como precandidato a intendente, su fuerza sumó el 54%. El opositor Vamos Chaco sacaba el 42 %.

Capitanich salió ayer a las 21.30 a comunicar el “amplio triunfo” de su fuerza, aunque recién iban escrutadas el 8% de las mesas. “Sobre la base de lo que hemos podidos proyectar, la tendencia es clara e indubitable”, afirmó. Con el correr de las horas, la victoria se consolidaba.

El ex jefe de Gabinete estaba acompañado de un puñado de figuras K que vinieron especialmente a Resistencia para participar de los festejos: los funcionarios Aníbal Fernández y Florencio Randazzo, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, los legisladores Carlos Kunkel y Edgardo Depetri y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

Como había sucedido hace una semana en las elecciones de Salta, Daniel Scioli, quien ayer elogió a Axel Kicillof y dijo que lo quiere en una eventual presidencia suya, no viajó para acompañar al ganador. Llamativamente, tampoco vino nadie de La Cámpora.

“Coqui tuvo a toda la oposición en contra y así y todo logró un amplio respaldo”, destacó a Clarín Domínguez. En la misma línea, el actual jefe de Gabinete completó: “Se juntó toda la oposición para darle una embestida al gobernador, pero el resultado demuestra que los chaqueños no son tontos”.

En la pelea por la gobernación y pese a que no es un hombre de su riñón, Capitanich apoyó a Domingo Peppo, intendente en uso de licencia de la localidad de Villa Angela. Con el resultado de ayer, Peppo ya empezaba a probarse el traje de gobernador, aunque la radical Aida Ayala confía en que podrá revertir el resultado en las generales del 20 de septiembre.

La esperanza de Ayala se basa en que las elecciones municipales en Resistencia serán en octubre o noviembre, es decir después de las generales de septiembre en las que se elegirá gobernador. Así, Capitanich, quien tiene una elevada imagen positiva entre los chaqueños, no participará de esos comicios.

La elección abre dos incógnitas. Una es si el ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, en caso de ser electo, cumplirá sus cuatro años de mandato o si intentará asumir la banca del senador Eduardo Aguilar, de quien es su suplente. La otra es si logrará quedarse con el control del PJ provincial o si éste, como ocurre habitualmente, quedará en manos del gobernador.

Anoche, la diputada Sandra Mendoza, ex esposa del gobernador y madre de sus dos hijas, descartó a Clarín ambas posibilidades: “¿Para qué se iría al Senado si desde la Municipalidad podrá manejar toda la provincia?”, se preguntó.

Después, el propio gobernador echó tierra sobre esa alternativa. “De ningún modo seré un candidato testimonial. Seré un orgulloso intendente”, dijo durante el festejo del triunfo de su fuerza. Y le dedicó el triunfo a la Presidenta.

Categoría: América Latina | Claves: Argentina