Ante la crisis… ¿Dónde quedó el discurso chavista sobre la felicidad?

Las diferentes frases de “resteo” parecen haber sido heredadas como una suerte de mandamiento por el gobierno de Nicolás Maduro.,

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)- Durante el mandato del expresidente Hugo Chávez, en el país se vivieron momentos de alegría por parte de los oficialistas quienes no temían en ningún momento por los temas económicos.

Según un reporte del diario El tiempo, algunas declaraciones de los funcionarios de Gobierno en las que se habla de “neveras llenas” o se achaca al “consumismo” la crisis del país, parecen haber tocado fondo en la actualidad.

“Con hambre y sin empleo con Chávez me resteo”. Fue la frase que antes la muerte del expresidente en 2013 daba cuenta de un apoyo por parte del pueblo.

Las diferentes frases de “resteo” parecen haber sido heredadas como una suerte de mandamiento por el gobierno de Nicolás Maduro, y repetida por funcionarios como si se tratara de una verdad incombustible.

“Para nosotros no hay escasez, lo que hay es amor y patria”, expresó recientemente el gobernador del estado Vargas, Jorge Luis García Carneiro.

Por otro lado, la confianza en la paciencia de la población por parte de Maduro y su gabinete económico, comienza a convertirse en una peligrosa arma discursiva.

Después de las pasadas elecciones parlamentarias del 6D, donde la oposición obtuvo la mayoría se agudizó el problema y bajaron el tono de algunas frases que los adeptos de la revolución coreaban antes de los comicios electorales.

Para el politólogo Carlos Romero, las declaraciones de voceros del Ejecutivo que apuestan a una condición de felicidad del país, a pesar de la situación económica, o dar por descontado que en medio de la escasez aún es posible apostar al respaldo de la gente, no sólo están “fuera de foco”, sino que además demuestran que se ha llegado a un punto de quiebre. Agregó el diario regional El tiempo.

Categoría: Venezuela | Claves: discurso chavista