La advertencia de Maduro a David Granger

"Íbamos a reanimar Petrocaribe, la energía, el intercambio por arroz, el intercambio por comercio (...) y viene y nos dan esa patada desde Miami, esa patada desde Washington el canciller, y ahora el presidente David Granger hoy, así no, por las buenas somos muy buenos, por las malas somos unos guerreros", aseveró Nicolás Maduro.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: VTV / YouTube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió hoy al presidente de Guyana, David Granger, que se ponga de acuerdo “con su propio cerebro”, en cuanto a las decisiones que toma sobre las relaciones que mantienen ambos países.

“Póngase de acuerdo con su propio cerebro, porque o me pide buenas relaciones o va a seguir con sus provocaciones, una de dos”, dijo el mandatario venezolano durante una alocución desde el puesto de Comando Presidencial en el Palacio de Miraflores en Caracas, en alusión a unas recientes declaraciones de Granger.

Las afirmaciones del presidente de Guyana provocaron un revés en la intención de Venezuela de reavivar las relaciones entre ambos países que había comenzado, según Maduro, con el plácet del embajador guayanés.

“Es lamentable el ataque del presidente David Granger y su canciller contra Venezuela cuando me habían solicitado el beneplácito y se lo había aprobado e iba a enviar a la embajadora (venezolana) a Georgetown”, añadió.

El jefe del Ejecutivo venezolano dijo ayer que su Gobierno paralizó el proceso de beneplácito al nuevo embajador de Guyana a causa de unas supuestas declaraciones ofensivas del canciller de ese país, Carl Greenidge.

“Íbamos a reanimar Petrocaribe, la energía, el intercambio por arroz, el intercambio por comercio (…) y viene y nos dan esa patada desde Miami, esa patada desde Washington el canciller, y ahora el presidente David Granger hoy, así no, por las buenas somos muy buenos, por las malas somos unos guerreros“, añadió hoy el mandatario.

Granger afirmó el pasado lunes que “Venezuela ha obstruido de manera consistente y persistentemente” el desarrollo económico de su país “en los últimos 50 años” y que la reclamación venezolana sobre el Esequibo “va contra las leyes”.

Lea también: Granger dice que la reclamación venezolana “va contra las leyes”

Maduro, que exigió una vez más respeto a Venezuela, insistió en que Granger está “de rodillas al imperio estadounidense”.

Venezuela y Guyana sostienen desde hace décadas una controversia fronteriza por la zona Esequibo, un área de 160.000 kilómetros cuadrados que significa dos terceras partes de Guyana y que se remonta a la época en que este país era colonia británica.