“La AN será un contrapeso al modelo que nos tiene en una vida indigna”

La candidata por el estado Miranda, Manuela Bolívar explicó a Sumarium que no se trata de vender candidaturas, sino de lograr el “rescate de una institución que le va a dar un contrapoder al Ejecutivo”: “La Asamblea Nacional es un punto de quiebre”.

“La AN será un contrapeso al modelo que nos tiene  en una vida indigna”Crédito: Alex Urbina / Sumarium
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– El pasado 10 de septiembre fue una de las caras más visibles luego del desorden y la confusión en los alrededores del Palacio de Justicia, durante la última audiencia del líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, que terminó con más de 13 años de cárcel para el opositor. Embarazada, Manuela Bolívar no se doblegó a pesar de las agresiones.

La candidata por el estado Miranda llevó su experiencia y la de 25 personas agredidas, entre ellas 18 mujeres, a la Unidad de Atención a la Víctima del Ministerio Público: “Se hizo mención a cómo las fuerzas de seguridad tampoco actuaron en contener los hechos de violencia. Fui testigo de cómo un Guardia Nacional agredió a una de nuestras activistas y a una persona con discapacidad”.

“Estamos conscientes del nivel de impunidad que hay en Venezuela, pero uno tiene que dejar registro de estas cosas que pasaron (…) Aunque estamos en un país que es muy impune, y más cuando se trata de un caso político (…) en algún momento esperamos que haya una acción por parte del Estado”, agregó.

Ese día, cuando López era juzgado, entre otras cosas por instigación pública, por el llamado que hizo a la colectividad para manifestar en las calles, la candidata a la AN por el Psuv, Jacqueline Faría, convocó a sus “camaradas” a la Plaza Diego Ibarra “en apoyo a las víctimas de la guarimba y a exigir justicia”.

“Se incorporó la observación de que Jacqueline Faría hizo un llamado a través de su red social Twitter. Nos parece paradójico que Leopoldo haya sigo enjuiciado 13 años, producto de un llamamiento a una concentración (…) y hasta la fecha el gobierno no ha tomado ningún tipo de acción sobre esto (el llamado de Faría)”, agregó.

PLAN DE ACCIÓN, UNA CAMPAÑA “NO CONVENCIONAL”

De cara a los comicios parlamentarios del 6 de diciembre, parece ser mucho el trabajo que tiene por delante la oposición. Aun cuando las encuestas le otorgan varios puntos de ventaja, la difusión de su mensaje a través de los medios sigue siendo precaria y el trabajo de calle se hace una herramienta obligatoria.

Al respecto, la dirigente de Voluntad Popular aseguró que la alternativa democrática ha asumido una campaña que “no es convencional”.

El llamado de la Unidad es a ser incisivos con el padrón electoral, a fin de tener las herramientas para cuidar los votos el 6 de diciembre. Argumenta que la estrategia es que los electores formen parte del conglomerado de testigos y actúen como acompañantes activos.

Bolívar explicó a Sumarium que no se trata de vender candidaturas, sino de lograr el “rescate de una institución que le va a dar un contrapoder al Ejecutivo”: “La Asamblea Nacional es un punto de quiebre”.

“La cola es la nueva plaza”

Así lo ve la candidata, quien se ha enfocado en promover la propuesta opositora, que a su juicio, va más allá de fomentar proyectos de ley: “Hoy en Venezuela se desdibujó un conjunto de derechos. Tiene que haber un proceso de reinstitucionalización”.

En este sentido, explica que La Asamblea Nacional tiene una función central en el control político, que va más allá de la ejecución de planes económicos.

“Hay elementos que revisar, por ejemplo, el BCV tiene que presentar sus planes trimestrales, porque lo establece la ley (…) ¿cómo está definiendo sus objetivos?, ¿cómo está definiendo sus metas anuales?, ¿por qué no está publicando el índice de inflación?… Un avance no es solo mostrar lo novedoso, sino restablecer lo que tenemos. Nos hemos vuelto un país en donde hemos normalizado la corrupción y que el Estado no rinda cuentas de nada”, dijo.

Sobre este específico, cuestionó que haya inhabilitaciones políticas, cuando no hay sanciones a funcionarios ligados a casos de corrupción. Señaló que es necesario, por ejemplo, esclarecer casos relacionados con Cadivi y la asignación de recursos.

Crédito: Alex Urbina / Sumarium.

EL “RESCATE” DE LA DIVERSIDAD

“Un tema esencial es rescatar la diversidad”, opina la hija de Didalco Bolívar, exgobernador de Aragua y candidato a las parlamentarias por el Partido Socialista Unido de Venezuela.

“El hecho de que la bancada oficialista renunciara a su función de parlamentar y le dejara al Ejecutivo el cheque en blanco a través de las habilitantes o de las leyes que promulgó, hizo que al final la polarización se acentuara, porque no hay mayor símbolo de democracia, de diálogo y de debate que la Asamblea Nacional”, plantea.

Para la joven dirigente, la importancia de obtener una mayoría parlamentaria también se centra en dotar de diversidad la propuesta con gente joven y preparada “que se ocupe específicamente de nichos” para empezar a pedir y a rendir cuentas sobre temas como el presupuesto de la nación, la producción nacional, el sistema penitenciario, los derechos políticos, o el desabastecimiento, materia en la que afirma quiere profundizar.

Se trata de darle a la AN “un contrapeso para cambiar un modelo que nos tiene ya casi 17 años en un camino hacia la pobreza, el mal vivir… un camino en el que los venezolanos llevamos una vida indigna”.

“El problema central del desabastecimiento no se ha discutido en la Asamblea ni el Gobierno lo tiene claro”

“Hay que preguntarse por qué las industrias de alimentos no tienen insumos (…) qué pasa con la asignación de dólares (…) Cadivi es una de las cajas negras y de casos de corrupción más grande”, cuestiona la candidata por Miranda, quien, además, asegura que no son los bachaqueros, los contrabandistas, ni una guerra económica la raíz del desabastecimiento.

Para la candidata es hora de un viraje enfocado en el desarrollo de mecanismos de producción que además, pongan a funcionar a las empresas que fueron expropiadas “bajo el argumento de la seguridad alimentaria”, y que hoy no están operativas, pero “siguen recibiendo presupuesto de la nación”.

POLARIZACIÓN

Manuela Bolívar, al igual que su padre, es candidata a la Asamblea Nacional, pero ambos están en aceras distintas: “Él está en su campaña y yo estoy en la mía… esto es trabajo”.

“Parte del drama que hemos vivido es que la polarización política nos ha llevado a silenciar: ‘no voy a debatir estos temas, porque esto es política y nos genera un problema’ (…) eso pasó en mi seno familiar, y estoy segura que pasa en muchas familias. Yo espero que la Asamblea me permita la oportunidad de dirimir, de generar acuerdos o de establecer el debate de fondo que pueda tener yo con mi papá, como lo puedo tener con cualquier persona que piense distinto a mí”, planteó a Sumarium.

LA RECUPERACIÓN “TOMA TIEMPO”

“Esto es una crisis económica que no ha vivido el país en su historia, es de magnitud. Decirle al país que luego de que ganemos la Asamblea vuelven la harina pan y el arroz, es mentira… esto va a tomar un tiempo”, expone Manuela Bolívar.

En este sentido, indica que aunque la campaña opositora se ha orientado en dar esperanzas, el electorado debe ser consciente de que para lograr cambios hay que modificar el modelo: “¿Cuánto tiempo nos vamos a tomar?, ¿un año, dos años, tres años para tomar esta decisión? o ¿le echamos pichón ahorita y nos comemos las verdes un ratico para poder tener un país mejor?… yo creo que eso es lo que va a decidir el venezolano”.