La arrollaron por intentar impedir el secuestro de su hijo

Con el golpe a Solsirex González le fracturaron el hombro y pierna izquierda. Necesitan 600 mil bolívares para la intervención quirúrgica.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- Un trío de delincuentes atropellaron a la mamá de un niño cuando ésta intentaba evitar el secuestro del menor en Adícora, península de Paraguaná, ocasionándole fractura de hombro y de su pierna izquierda.

Se trata de Solsirex González, una médico ostetra de 49 años, quien en compañía de su esposo Ángel Romero y su hijo, viajaron hacia el estado Falcón para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Sin embargo, el viaje se convirtió en una pesadilla cuando fueron interceptados por tres antisociales que pretendían robarle el carro y secuestrar al menor.

“Mis parientes estaban allá desde el sábado, yo llegué el martes y a las 12.30 de la medianoche nos atacaron”, declaró el cónyuge a La Verdad.

Seguidamente relató que junto a su mujer, su hijo de seis años y otros parientes, se encontraban escuchando música y cantando en las instalaciones de la posada en la que se hospedaban, cuando tres encapuchados armados los sorprendieron.

“No decían nada, nos quitaban los objetos de valor y nos golpeaban”, cuenta Romero, a quien además le quitaron las llaves del vehículo que había alquilado para movilizarse en la entidad.

Los señalados también intentaron plagiar al niño de la pareja, por lo que Solsirex se alarmó y se interpuso en el camino de los maleantes, quienes tras encender el vehículo dejaron al infante tranquilo pero se llevaron a la mujer por delante.

“Pensó que se llevaban a nuestro hijo y se les interpuso”, contó Romero.

La mujer quedó herida en el suelo ante la indiferencia de los antisociales, quienes luego luvieron que huir a pie gracias a que el “transceiver”, bloqueó los circuitos del carro y lo apagó.

UN CALVARIO

Solsirex fue trasladada hasta la medicatura en Adícora por los propios familiares, ya que no hubo ambulancia que atendiera la emergencia; una vez allí, le practicaron primeros auxilios y esperaron cerca de 12 horas a que viniera una ambulancia para ingresarla en un centro asistencial en Coro.

Tras largas horas de espera sin respuesta, el esposo decidió llevarse a su mujer de regreso a Maracaibo, en donde recibió los cuidados necesarios.

La familia ahora debe pagar 600 mil bolívares para proceder al enclavado del hombro, al igual que la tibia y el peroné de la pierna.

Los días de descanso terminaron en una habitación del primer piso de una clínica en el municipio San Francisco. Romero dejó la habitación donde atienden a su esposa para contar lo que había pasado. El 2 de enero viajaron para relajarse y disfrutar en familia.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos