Campaña de Clinton “sufrió un golpe bajo, pero se ha recuperado”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El consultor electoral Joaquín Pérez Rodríguez conversó con Sumarium Radio sobre lo ocurrido con la contienda electoral por la presidencia de EE.UU. a raíz de las dos cartas enviadas por el Director del FBI James Comey a miembros republicanos y demócratas de importantes comités del congreso estadounidense.

Para Pérez Rodríguez es evidente que el FBI no puede ni debe adelantar los pasos de una investigación, sino que es un organismo cuyo papel es solo apoyar al Departamento de Justicia para determinar si hay o no causales para encauzar a nadie. De lo contrario está violando las normas al adelantar la investigación. Pero con la carta a miembros del congreso del 28 de octubre, explica Rodríguez, el FBI hizo lo contrario y causó un daño muy grande a la campaña de Clinton, al punto que de estar ganando la elección sin ningún problema tanto en votos electorales como generales, la campaña de Clinton empezó a perder estados como Colorado, Carolina del Norte, y además se cerró la brecha con el partido republicano en Pensilvania y en Florida. Pero después explica Pérez Rodríguez hubo una reacción muy interesante de la campaña Clinton, y sin ninguna ayuda, empezó a recuperar terreno con una compra masiva de anuncios TV, dando por el lado negativo su argumento que Trump no sería un Presidente sensato y señalando los errores que ha cometido contra las mujeres, y por el lado positivo explicando lo que se va a hacer en favor de los niños, de las mujeres y los demás núcleos de población que la apoyaban y que se habían sentido afectados por la noticia del FBI. Esto dio resultado pues la caída de Hillary Clinton se frenó y empezó a recuperar terreno.

Explica el consultor que el daño hecho por la campaña de Trump en un golpe orquestado entre esa campaña y el FBI fue efectivo en parar a un campaña que se había disparado y les dio resultado, ya que aumentaron el impacto de esa noticia y causaron un daño. No obstante, la campaña Clinton que al principio se vio desorientada y se concentró en atacar al FBI, pudo finalmente poner su juego en orden y reaccionar armando unas piezas de propaganda política muy buenas en las que planteaban lo negativo de Trump y lo positivo de Hillary Clinton, con las cuales empezaron a hacerle daño a Trump y a mejorar los números de Clinton.

Perez Rodriguez explica que Hillary Clinton es una candidata formidable con una capacidad de resistir, reaccionar y recuperarse realmente admirable. Recuerda haber ayudado a Hillary Clinton con el voto latino en su campaña por la nominación demócrata contra Barack Obama, en la cual cuando todo el mundo se daba por derrotado ella insistía que había que seguir.

Asevera además que la campaña ha podido recuperarse de ese golpe bajo del FBI, y ya estados que se habían acercado se han vuelto a abrir a favor de ella. Incluso, explica, “la votación temprana que solo en Florida ha sido de 70 por ciento, favorece de manera importante a la señora Clinton y allí están votantes estratégicos de los demócratas como los afroamericanos, los latinos y las mujeres”.

Según el consultor electoral, las encuestas serias que tienen mejor récord, calificadas por RealClearPolitics de A, indican que Donald Trump tiene actualmente 209 votos electorales y Hillary Clinton 317. “Clinton tendría que perder estados que está actualmente ganando y Trump tendría que ganar estados que está perdiendo“. Señala además que en este conteo no están incluidos Maine, Nebraska ni New Hampshire.

Respecto al voto hispano, explica que la estrategia demócrata con este grupo étnico data de hace cuatro años consistió primero en motivarlos a que se hicieran ciudadanos, luego a que se inscribieran para votar y después a que salieran a votar. Y esta estrategia está dando un excelente resultado. También aseveró que hay una maquinaria de movilización demócrata muy superior a la del partido republicano que moviliza un dos por ciento del voto. En cuanto a las mujeres, explica Pérez Rodríguez están votando masivamente por Hillary Clinton, en solidaridad por el maltrato que ha recibido, por ser ella la primera mujer que puede se Presidente, por ser además una mujer que tiene capacidad, y finalmente por el sexismo casi misógino del candidato republicano.