La cena se ha convertido en “un vaso con agua y a dormir”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Venezuela. Redacción Sumarium)Comer tres veces al día cada vez se hace cuesta arriba para las familias venezolanas. Tal es el caso de Luisa Acevedo, una madre soltera de dos niños de tres años y de seis meses.

“La cena es la que se nos complica más conseguir. En ocasiones podemos hacer una avena, pero cuando no, un vaso con agua y a dormir”, lamentó Acevedo de 20 años de edad, habitante del estado Anzoátegui, así lo reseñó El Tiempo.

La mujer, quien carece de un empleo fijo, asegura que la situación cada días es más asfixiante. A veces no tiene para darle de comer a sus hijos. El menor de los hermanitos se mantiene con la leche materna, pero al más grande ya le ha tocado irse a dormir sin comer.

El caso de Stefani Sabino es similar al de Acevedo, pues aseguró que comer varias veces al día se ha vuelto una misión imposible. Sabino admitió que han aprovechado la abundancia de frutas de la época para comer, incluso ha optado por hacer compotas caseras para su bebé ante la falta de leche.

Entre la escasez y los altos precios, comer tres veces al día se ha convertido en una “misión imposible”, en gran parte de los hogares del país. Mientras tanto para el Gobierno, la solución es una “bolsa” de los Clap que si corre con suerte le puede llegar una vez “cada mes”.