elpais

La clave es Alemania

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Las estadísticas del primer trimestre de 2015 facilitadas por Eurostat indican una mejora leve del crecimiento de la zona euro (0,4% sobre el último trimestre de 2014) y una ralentización del despegue alemán (crecimiento trimestral del 0,3% frente al 0,5% previsto y el 0,7% del trimestre anterior).

Ambas evoluciones cuadran porque Francia ha dado la sorpresa creciendo el 0,6% y España sigue con tasas altas de aumento del PIB.

Hasta aquí, los números. El caso de Alemania, una economía que se apoya en el comercio exterior, demuestra que el juego de equilibrios económicos no es estable: se ha debilitado la demanda externa procedente de zonas fuera de la eurozona (Asia, Estados Unidos, Rusia), lo cual perjudica las exportaciones y el aumento de la demanda interna acrecienta las importaciones.

Por razones obvias, para la economía española, es bueno que la zona euro acelere su crecimiento. Lo más probable es que la mejora continúe durante los próximos trimestres. Habría que observar, además, que la clave sigue siendo Alemania.

Sus parámetros internos (superávit corriente, saneadas finanzas públicas) permitirían que Berlín accediese a políticas más expansivas, de forma que el resto de socios de la moneda única pudieran apuntalar la recuperación.

Y, en el caso de España, cumplir con los objetivos de estabilidad. Recuérdese que todavía figura entre los países europeos con más desequilibrios, empezando por el déficit y la deuda.

Categoría: Opinión