La mafia de los celulares robados en Venezuela

Entre cinco y seis teléfonos de dudosa procedencia llegan a los locales de reparaciones.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – En todo el país, los robos de celulares cada día son más intensos, pues se han convertido en un negocio de compra y venta ilegal.

Según la publicación del periodista José Antonio González en el Diario La Verdad, hasta mil teléfonos se adquieren ilícitamente en un año, en los locales de reparación de un centro comercial, en la avenida La Limpia, en Maracaibo, estado Zulia.

Si los propietarios bloquean los aparatos después de ser víctima de un atraco, los aparatos son descuartizados y los vendidos por partes, las pantallas y las placas son las piezas más buscadas.

Las vitrinas muestran equipos sin caja, accesorios, papeles y sin una garantía anual, pero con un valor cercano o igual al precio en un agente autorizado. Son ofertados bajo el mismo eslogan: “¡Como nuevos!”.

Un técnico en reparación, que por seguridad omitiremos su identidad, explicó que recibe, de dudosa procedencia, entre cuatro y cinco celulares por día. “Nos limitamos a reparar, pero cuando un delincuente nos vende un celular robado, lo compramos”.

Los expertos en la materia aseguran que es primordial revisar si se puede liberar, de lo contrario, chequean cada uno de sus componentes para revender sus partes.

ASÍ ES EL NEGOCIO

Un Samsung Galaxy S3 lo compran entre 70 y 75 mil bolívares robado o extraviado, le liberan el IMEI, le reparan detalles y los venden en 110 mil bolívares. Dependiendo de los detalles. Los modelos S4 los compran entre 90 y 100 mil y los venden en 150 mil bolívares, explicó un comerciante.

Mientras los delincuentes hacen de las suyas, los técnicos le sacan provecho y la inseguridad continúa en todo el territorio nacional.




Categoría: Venezuela | Claves: Delincuencia Inseguridad